La cantera y el femenino sí le funcionan al Deportivo

0

La temporada 2017-2018 resultó ser poco menos que un calvario para el Deportivo. El doloroso pero anunciado descenso del primer equipo eclipsó la histórica campaña firmada por el Fabril y le privó de la posibilidad real de optar al ascenso a Segunda. Y a ello se unió el varapalo sufrido por el Dépor Femenino al quedarse a las puertas de poder disputar el playoff que da acceso a la Liga Iberdrola tras un curso brillante. Sin embargo, el verano y la cantera se están encargando de devolver el optimismo a todo el deportivismo de cara al futuro.

El pistoletazo de salida a un verano plagado de éxitos individuales para varios integrantes de los distintos equipos del Deportivo curiosamente vino de la mano de los más jóvenes. Con el descenso del primer equipo aún muy fresco, el conjunto blanquiazul de categoría alevín se convirtió en la auténtica revelación del torneo LaLiga Promises al quedarse a un paso de la final. Los penaltis dieron la espalda a los herculinos en semifinales pero no evitaron que Dani Estévez fuese galardonado con el MVP del campeonato.

La siguiente buena noticia para Abegondo llegó poco después y con motivo del Mundial de Rusia. El Fabril hacía historia al ver como dos de sus integrantes, Ismael Díaz y Francis Uzoho, formaban parte de la lista definitiva de sus respectivos combinados nacionales, convirtiendo así al filial blanquiazul en el único equipo de tercera categoría a nivel mundial con doble representación en el torneo. Pese a su juventud, ambos tuvieron ocasión de debutar, pero el guardameta nigeriano fue más allá incluso ya que disputó los tres partidos como titular.

Mujaid fue el siguiente en hacerse notar durante este verano. El joven central recibió la llamada de la selección española sub-18 con motivo de la celebración de los XVIII Juegos del Mediterráneo que tuvieron como sede Tarragona. La experiencia resultó de lo más satisfactoria ya que el blanquiazul regresó de tierras catalanas con la medalla de oro colgada al cuello después de una final agónica en la que España anotó el tanto de la victoria frente a Italia en el último minuto del descuento.

Las alegrías para el fútbol base del Deportivo, lejos de terminar ahí, tuvieron su continuación con la disputa de los campeonatos de Europa en categoría sub-19, tanto masculina como femenina, y con apenas veinticuatro horas de intervalo. El pasado domingo el fabrilista Pedro Correia se erigió en el héroe de Portugal al anotar el gol con el que el combinado luso se proclamaba campeón continental, un título del que también puede presumir el guardameta Ricardo Benjamim, llamado a última hora pero que no llegó a debutar. Un éxito por partida doble que emularon en el día de ayer Tere Abelleira y Malena Mieres, al alzarse España con el entorchado en categoría femenina y reeditar así el éxito conseguido un año antes por un equipo en el que militaba otra de las piezas clave del Dépor Femenino, Nuria Rábano.

Precisamente Nuria Rábano puede ser la encargada de poner la guinda al pastel. La atacante santiaguesa forma parte de la lista de 21 futbolistas que integran la selección española sub-20 que desde el pasado día 16 está concentrada preparando la disputa del mundial de la categoría. Una cita que tendrá lugar en la Bretaña francesa y en la que el equipo dirigido por Pedro López debutará el próximo lunes 6 de agosto ante Paraguay. Japón y Estados Unidos serán las otras dos rivales de las españolas en la primera fase.

Sobre el Autor