La noche aciaga de Francis en su reestreno con el Anorthosis

0

La temporada 2018-2019 está resultando todo un tormento para un Francis Uzoho que parece no ver la luz al final del túnel. Después de un poco fructífero paso por el Elche al que puso punto y final en el pasado mercado invernal para enrolarse en las filas del Anorthosis, la polémica y los problemas extradeportivos se han apoderado por completo del día a día del nigeriano. Todo un serial cuyo último capítulo tuvo lugar este lunes en lo que a priori debería haber sido un día feliz para el meta internacional y que terminó de la peor manera posible.

Los intentos de la nueva directiva del Anorthosis por regularizar la situación del exfabrilista dieron sus frutos en el día de ayer con la tramitación de una nueva licencia, lo que propició su regreso a los terrenos de juego casi dos meses después de su primer y único encuentro con la camiseta del conjunto de Famagusta. La ansiada espera tocaba así a su fin y el propio Francis se hacía eco de la noticia en sus redes sociales. “Gracias, Dios. La espera finalmente ha terminado. Pronto estaremos todos con la camiseta blanquiazul”.

Sin embargo, lo que debería haber sido un día de lo más feliz para el nigeriano terminó convirtiéndose en una auténtica pesadilla. Titular ante el modesto Alki Oroklini, la participación del meta cedido por el Deportivo apenas duró 22 minutos, momento en el que el colegiado del encuentro, a instancias del cuarto árbitro, decidió expulsarlo por dirigirse de forma antideportiva a los aficionados rivales en la celebración del segundo tanto del Anorthosis.

La reacción de Francis ante su expulsión tampoco fue ni mucho menos la deseada, ya que sus airadas protestas ante la decisión arbitral vinieron acompañadas de algún que otro incidente en su retirada del terreno de juego. El meta nigeriano pagó su frustración con algunos objetos que encontró a su paso tales como botellas e incluso derribó una valla publicitaria, y ahora se enfrenta a una sanción que podría ir más allá de los dos partidos. Sin lugar a dudas, un nuevo y duro revés para un jugador necesitado de minutos para continuar con su progresión.

Francis debutó con el Anorthosis el pasado 2 de febrero en la victoria por la mínima de su equipo ante el Apollón. Sin embargo, su participación en dicho encuentro propició la denuncia del conjunto de Limassol por supuestas irregularidades en su inscripción, concretamente en lo referente a la tramitación del certificado de salud. La justicia deportiva suspendió la licencia del futbolista y castigó duramente al Anorthosis, al tiempo que la policía daba inicio a una investigación que aún sigue su curso.

Sobre el Autor