Las claves de #ONosoDerbi de filiales

18

Mañana, Celta B y Deportivo Fabril, tercero y segundo clasificado respectivamente, se enfrentan en Barreiro en el primer derbi de filiales de la temporada. Y lo hacen con una diferencia de tan solo tres puntos en la tabla. Para unos es la quinta temporada consecutiva en Segunda B, para los otros, la del regreso. Con propuestas atractivas de juego, son dos equipos dominantes que apuestan por llevar la iniciativa en sus partidos, tienen buen trato de balón y en ataque dejan rienda suelta a la imaginación y el talento de sus hombres más creativos. ¿Quién se hará con la posesión del esférico? Analizamos, entre otras cosas, algunos de los puntos fuertes de cada equipo.

Fabril

En octubre analizamos las siete claves del, por aquel entonces, líder del grupo 1: el Fabril de Cristóbal Parralo. Sin embargo, desde aquel día, además de perder el liderato, varias han sido las modificaciones que ha sufrido el filial blanquiazul. Dos cambios de entrenadores, entradas y salidas de jugadores del once, lesiones a mansalva… Repasamos los movimientos.

Gustavo Munúa

En el pasado jugador del Deportivo, Gustavo Munúa regresó a A Coruña para hacerse ahora con las riendas del segundo equipo. Tras una experiencia positiva como entrenador del Nacional uruguayo y otra más negativa en Ecuador, con destitución incluida, Munúa cumplió el sueño de saltar al fútbol europeo. En su staff técnico le acompañan Manuel Pablo, Cristian Berman, el preparador físico Félix Martínez, que inició la temporada con el convenido Laracha, y el entrenador de porteros David Fernández.

Ismael Díaz

Fue el último en llegar, y probablemente el que más ruido hizo al abrir la puerta. Por su convocatoria con la Absoluta de su país, por su clasificación para el Mundial, por el revuelo que genera en las redes sociales… En lo futbolístico, el atacante panameño es una de las noticias agradables del Fabril. Se mueve muy, muy bien con espacios y ya ha sido capaz de desatascar algún partido con su salida desde el banquillo.

Rotaciones forzadas en defensa y muchas bajas

Quique Fornos, One, Diego Caballo… En 13 jornadas, las lesiones provocaron hasta ocho combinaciones de inicio distintas en la zaga fabrilista. Pero ni el hecho de tener que rotar fue una excusa, y los de Munúa siguen el equipo menos goleado del grupo 1, con solo diez tantos encajados (tres de ellos ante el Unión Adarve).

También en el centro del campo, las bandas, la mediapunta y hasta la delantera acumula bajas el ‘B’. La portería es la única posición sin convalecientes. Bicho se operó de un hombro y estará de baja hasta 2018, Luis Fernández sigue frenado por sus problemas de rodilla, Óscar Pinchi y Carlos López han vuelto a sufrir problemas musculares… Con 22 futbolistas en plantilla, el Fabril ya empieza a agradecer la longitud de su plantilla. Y la ayuda, eso sí, de un Juvenil A a tener muy en cuenta.

Celta B

Año I después del ‘Panda Team’

La temporada 2016-17 del Celta B fue una auténtica maravilla. Prueba de ello es que tres futbolistas de aquella plantilla: Borja Iglesias, Gus Ledes y Borja Fernández, están rindiendo ahora a un gran nivel en Segunda. Y otros como Hicham Khaloua están gozando de minutos. Con Alejandro Menéndez al frente, los celestes le disputaron el campeonato de liga hasta el final a dos potencias de la categoría como la Cultural Leonesa y el Racing de Santander. La prematura eliminación en el play-off de ascenso a Segunda no hizo justicia al temporadón del filial. Pero resultados aparte, lo cierto es que el listón para este curso estaba muy alto. Y, hasta el momento, se están superando incluso las expectativas. Con una remodelación casi completa, las nuevas piezas han cuajado desde el principio y se han adaptado a las exigencias.

Futbolistas experimentados en la categoría como el portero Dani Sotres o los centrocampistas Rai Marchán y Dani Molina, apuestas como Jero o Dennis Eckert, fichado este último desde el Borussia Mönchengladbach germano. Y la continuidad de algunos jugadores del curso pasado que en este han tenido que dar un paso al frente y asumir más responsabilidades, si cabe. Una combinación de elementos que ha llevado al segundo equipo celtista a dejarse ver, un año más, por la parte alta. Parte de culpa la tiene su míster: Rubén Albés, un vigués del 85, que dio con la tecla desde el principio. Con una idea distinta de juego, pero transmitiendo otra vez buenas sensaciones.

Imagen del último derbi de filiales

Barreiro, un fortín

El campo de Barreiro es un auténtico fortín para el Celta B. En siete partidos disputados allí, solo ha dejado escapar cinco puntos: tres ante el Real Madrid Castilla y dos en el derbi olívico ante el Coruxo; sus dos últimos compromisos como local. Antes derrotó a dos clásicos como el Pontevedra y el Toledo, dos debutantes como el Adarve y el Rápido de Bouzas, y a un Sanse con un inicio liguero nada despreciable. Experimentado ya en la liga de bronce, el filial es sabedor de que buena parte de sus aspiraciones pasan por tener unos buenos números en casa.

Goles repartidos

A diferencia del curso pasado, donde Borja Iglesias monopolizó los goles del filial con unas cifras históricas, este año están más repartidos. Juan Hernández lidera la tabla con 5 tantos, le sigue Dejan con cuatro, Dennis Eckert con tres; Pastrana, Agus Medina y Brais Méndez con dos, y el lateral Riki Mangana con uno. La acumulación de jugadores en la zona de tres cuartos ha provocado que en el Celta B no haya un único nombre asociado con el gol.

Nombres propios

Diego Alende (1997): En 2015 ya debutó con Berizzo. Es un central que destaca por su claridad en la salida de balón y su anticipación. Ha sido citado por Unzué para el partido de esta noche ante el Leganés. Veremos si mañana está en el mini derbi.

Rai Marchán (1993): Llegó en verano desde el filial del Real Valladolid. Allí había coincidido con su actual entrenador, Rubén Albés, quien dijo de él que tenía “una mente privilegiada para el fútbol”. No era en vano. Siempre situado en un doble pivote por delante de la defensa, lee el juego a las mil maravillas.

Dejan Drazic (1995): En su día fue firmado para el primer equipo, no tuvo continuidad, y tras una cesión fallida en Valladolid, decidió resetearse y bajar al filial. Marca las diferencias en la categoría. Se mueve muy bien entre líneas, técnicamente es una delicia y destaca por su velocidad.

Brais Méndez (1997): Es la joya de la cantera. Habitual en la rutina y las convocatorias del primer equipo, ya ha debutado en Primera. Es el equivalente a Edu Expósito pero en clave Celta. Al igual que su compañero Alende, ha sido citado para el partido de hoy con los de Primera. Está por ver si mañana repite en Barreiro.

Juan Hernández (1994): Su movilidad arriba es dinamita para el filial celeste. Atraviesa un momento de forma muy dulce. Tras un curso 2016/17 con menos ruido para él, el atacante lorquino ha dado un paso adelante y está sobresaliendo.

El ahora jugador del primer equipo, Jonny Otto, estuvo en el último derbi

En común

El 4-2-3-1

Fabril y Celta B comparten habitualmente esquema. Aunque Munúa ante el Adarve optó por alinear un once con dos delanteros (4-4-2), su equipo estaba (y está) acostumbrado al doble pivote, acompañado por delante de un mediapunta, dos extremos y un delantero, sello insignia de Cristóbal. Le funcionó en Tercera y lo viene haciendo también en Segunda B.

Más plástico es el dibujo del Celta B. Un 4-2-3-1 que se moldea en función también de la adaptabilidad de los futbolistas alineados. La zona de movilidad del lateral izquierdo (Riki Mangana o Pampín) cuando su equipo goza de la posesión de balón es en campo rival. Mucho más arriba que Kevin, el lateral derecho. Siguiendo el dibujo, un poquito más adelante, en la línea de 3, en la izquierda Dejan Drazic tiene tendencia a moverse entre líneas, dejando espacio en la banda al lateral y a la caída de un delantero. Todo lo contrario a Agus Medina o Víctor Pastrana, por ejemplo, por la derecha, más posicionales y pegados a la línea de cal, acumulando más gente. Dos formas distintas de trabajar las dos bandas dentro de un mismo equipo. Con excepciones. Cabe mencionar que ante el Cerceda, los de Albés intercambiaron los papeles: ese día, la banda derecha fue más móvil y la izquierda más posicional.

Bache

Ambos llegan tras romper una racha de varias jornadas sin ganar (tres en el Celta y cuatro en el Dépor). Para los de Munúa, las sensaciones de juego en esos partidos fueron similares al resultado, y el bache (lógico y natural) también parecía afectar a la imagen del equipo, que entremedias tuvo que convivir con un suceso no menor: la salida de Cristóbal. Para los de Albés, la proporcionalidad peor juego-malos resultados no fue tan directa. En derrotas abultadas como el 1-4 ante el Castilla, el equipo recibió un castigo excesivo a tenor de lo visto sobre el césped. Sea como sea, unos y otros llegan a la cita de mañana tras recuperar la senda de la victoria ante rivales de renombre como son Atleti B y Ponferradina.

El papel de los juveniles

Tienen en su Juvenil A el mejor refuerzo cuando las bajas hacen mella en la plantilla. Militantes los dos en División de Honor, coquetean con la parte alta. Hace 15 días, Abegondo acogió el derbi, que se saldó con victoria por 4-2 para los coruñeses. Remontada incluida.

En lo que respecta al Fabril, las lesiones que vienen persiguiendo a la plantilla, y poniendo a prueba el fondo de armario, han provocado las convocatorias de Sito, Ortuño, Jorge Valín o Mujaid. Cuando han tenido minutos, han demostrado que están de sobra capacitados para echar un cable a los mayores.

En el caso del Celta B, dos son los futbolistas, aún en edad juvenil, que llevan desde principio de temporada ejercitándose con el ‘B’. La ausencia de laterales izquierdos específicos precipitó las subidas de Diego Pampín y Riki Mangana. El primero, coruñés del 2000, viene de proclamarse subcampeón del Mundo sub-17 en la India, con la Selección Española. El segundo, un año mayor, emergió este curso y, en ausencia de Pampín por la cita intercontinental, cubrió su puesto. Tan bien le fue, que hasta llamó la atención de la sub-19 y fue citado para unos entrenamientos.

Las puertas del primer equipo entreabiertas

Aunque los canteranos han ido perdiendo protagonismo en el primer equipo (el Celta conserva cuatro en el once habitual y el Dépor no tiene ninguno con ficha de la primera plantilla), el buen hacer de los dos filiales no pasa desapercibido para los entrenadores de arriba. Edu Expósito y Brais Méndez están en la dinámica de trabajo de Cristóbal Parralo y Juan Carlos Unzué. Pero no son los únicos que tocan a la puerta de la élite de manera tan indiscreta. A ellos hay que sumar cuatro nombres más. Los de Francis Uzoho, Óscar Pinchi, Diego Alende y Diego Pampín. Antes de ser destituido Pepe Mel, Francis llegó a disputar dos partidos completos en Primera. Un debut que tiene pendiente aún Pampín, convocado ante el Alavés. Y que ya disfrutó en 2015 Alende, suplente este año ante Las Palmas y convocado para hoy ante el Leganés. Pinchi, sin citaciones aún este curso para partidos oficiales, entrena habitualmente con los mayores y ya debutó en Primera.

Sobre el Autor

Estudiante de Comunicación Audiovisual (UDC) y futbolista. Juntando letras sin que suenen mal (o intentándolo). Los domingos me dejo ver a través de la otra pantalla en el En Xogo de la TVG.

  • Roq

    Alguén sabe si este partido o botan por algunha televisión?
    Con que se poda ver desde o extranxeiro a traves dalgún enlace a poder ser.

    Gracias anticipadas

  • galeusko

    Rocío for president! Olé tú, guapa!

  • Shinoshuke

    Convocatoria del fabril para el derbi:
    – Francis, Alex Cobo; Blas, Fornos, Raúl, One, Gaizka, Caballo; Queijeiro, Bengoa, Romay, Galán, Ismael; Uxio y los canteranos Ortuño, Sito y Pedro.
    2ª semana consecutiva con 17 jugadores en la convocatoria, en la que Edu Expósito irá convocado con la primera plantilla y en la que hay muchas bajas, sobre todo en ataque.

    • TheKube

      Total Expósito para chupar banquillo en riazor, no se entiende mucho la verdad, en un partido tan importante del fabril. Tampoco se entiende tener 25 fichas en el primer equipo, porque no dejan tener 30 si no las tendríamos cubiertas también.

      • galeusko

        esperemos que Exposito tenga minutos… de otro modo yo no comprender.

      • Shinoshuke

        Ya, igual ni juega contra el Atlhetic, pero con la baja de Guilherme y el resto de bajas lo tiene que llamar. De todos modos, es más importante el primer equipo, está bien que el fabril esté arriba en la clasificación, pero no es una exigencia.

        • TheKube

          Hay gente de sobra para jugar en el medio sin tener que llamar a Expósito. El chaval no va a jugar, y si juega serán 10 minutos al final.

          • Shinoshuke

            Pero será culpa de el entrenador, igual que antes fue culpa de Mel, que no le puso y lo convocó varios partidos. Pero no me digas que no juega porque tienen ficha 3 porteros, o gente que apenas cuenta como Valle, Saúl y Gama, no tiene nada que ver.

      • Shinoshuke

        Se puede subir a Ortuño y a Gandoy del juvenil A para jugar con el fabril, ya se que no es lo mismo, pero no desentonarán si juegan.
        En cuanto a las 25 fichas ocupadas, por descontado que hay varios jugadores que no cuentan como Saúl ó Valle, pero no tiene nada que ver, seguiría habiendo los mismos jugadores para el medio centro. Siempre hay lesiones y sanciones, no está de más tener todas las fichas ocupadas, eso sí, en invierno se supone que saldrán.

        • TheKube

          Para mí tener las 25 fichas ocupadas son todo desventajas.

          • Shinoshuke

            Y que vas a hacer, darles la baja con los que no cuentas, para que nos denuncien? me supongo que tú echarías a media plantilla y ficharías otros tantos, pero es lo que hay, para mi, el único problema es que tienes que pagar más sueldos y sube más el tope salarial.

            • TheKube

              Hombre, lógicamente ahora no los puedes echar, es un error de planificación de la pretemporada, pero con 20-22 jugadores a lo sumo tienes de sobra para 1,15 competiciones (le doy 0,15 a la copa por ser generoso).

              1) Más sueldos.
              2) Más tope salarial.
              3) Cierras competamente las puertas al fabril.
              4) Tienes que dar de baja/vender a alguno en navidad si quieres fichar.
              5) Más gente = más difícil de gestionar el vestuario.
              6) Dejar a mucha gente fuera de las convocatorias (hasta 7 si están todos disponibles) lo que conllevaría malas caras de mucha gente.
              7) etc…

              Y lo más importante, juegan 11 y en una temporada son importantes a lo sumo 16, ¿para qué quieres 25 jugadores?

            • Shinoshuke

              Pues de ejemplo tienes esta semana, teniendo en cuenta que acaban de darle el alta a Gil y Adrián y dudo que estén para jugar, entre lesionados y sancionados hay muchas bajas.
              En cuanto a cerrar las puertas al fabril, te lo vuelvo a repetir, hay jugadores que apenas cuentan pongamos que salen en invierno Tyton, Saúl, Valle y Gama, ninguno priba a Edu jugar.
              No es cierto que completar las 25 fichas del 1er equipo cierren las puertas de los canteranos, eso es única y exclusivamente responsabilidad del entrenador, que le eche wevos y lo ponga de titular, pero no, es más fácil poner a Mosquera, Navarro o incluso Saúl en un momento dado.

  • OrquestaCanaro

    Gran artículo. Enhorabuena!

  • Shinoshuke

    Enhorabuena Rocío por el artículo referente al derbi de filiales.

  • Shinoshuke

    Entonces Luis Fernandez sigue con problemas de rodilla, ya me extrañaba que entraria en varias convocotorias incluso llegó a debutar unos minutos y volvió a desaparecer. ¿Se sabe si es de la misma rodilla de la triada, o no tiene nada que ver?

  • O demo da crunia

    Currazo de Rocío Candal 👏👏👏

  • Basilio

    Gran análisis Rocío, gracias y felicidades.