fbpx

Los datos de la UD Logroñés: Bajo mínimos

0

Es un equipo recién descendido de Segunda. Y, como tal, aspirante de nuevo al ascenso. Pero al igual que al resto de equipos que el pasado curso militaron en la categoría de plata, a la UD Logroñés le está costando rendir esta temporada en Primera RFEF. El club riojano prescindió de Mere Hermoso hace menos de un mes en busca de una reacción para que el equipo amarrase el play-off de ascenso. Pero, por el momento, el conjunto riojano no ha podido sumar más que 3 de 9. Con el técnico Albert Aguilà, subido desde el filial, los datos de la UD Logroñés se mantienen: sigue siendo un equipo que compite bajo mínimos.

Llega en quinta posición una UD Logroñés que nunca ha abandonado esa zona alta pero que, a la vez, nunca ha sido capaz de dar el salto y asentarse en los puestos de privilegio con comodidad. El equipo de Logroño ha ido dando una de cal y otra de arena. Acude a Riazor como el séptimo mejor visitante del Grupo 1. Un puesto similar si se filtra por sus partidos como local, ya que es el sexto en este apartado.

Y es que su equilibrio en todas las facetas es máximo. Aunque más hacia abajo que hacia arriba. Porque una vez analizados los datos de la UD Logroñés ofrecidos por Wyscout, se ve que es un equipo que no concede demasiado, pero que sufre para marcar. Al cuadro blanquirrojo le cuesta un mundo no solo concretar sus ocasiones, sino incluso crearlas. Con 30 goles a favor en 31 partidos -no contamos el 0-2 al Extremadura-, el equipo riojano se sitúa con uno de los peores registros a nivel goleador de toda la categoría.

Le falta a la UDL puntería, pues sus 1,13 goles esperados (xG) por partido no se ven reflejados en los marcadores. Pero también, capacidad para generar. Y es que el bloque riojano no alcanza los 9 chuts por partido (8,98) y se sitúa entre equipos con un registro más bajo en este sentido en su grupo.

Y no será porque no cuenta con buenos atacantes. Entre su amplia nómina está destacando Jonathan Dubasin. El joven internacional con las inferiores de Bélgica llegó a préstamo por el Girona y está siendo desequilibrante con su movilidad y puntualidad en el remate como segundo punta. Dubasin es pieza básica habitualmente compartiendo la línea más ofensiva del 4-4-2 con Iker Guarrotxena, el máximo goleador blanquirrojo (10 dianas). El vasco es otro futbolista con capacidad para jugar en todo el frente de ataque que está teniendo un gran curso de cara a puerta.

Ni Dubasin ni Guarrotxena son delanteros centro natos. Pero están jugando mucho juntos en una doble punta básica en un estilo de juego con vertientes directas. Unas situaciones que le vienen como anillo al dedo al exdeportivista Aridane Santana. El veterano ‘tanque’ canario no estuvo disponible la pasada semana, pero podría regresar a A Coruña, adonde llegó con 18 años procedente del Vecindario. Junto a él, completa una nómina ofensiva con nombre Rodri Ríos. El andaluz, incorporado desde el Real Oviedo este mercado invernal, venía a solucionar los problemas de gol del equipo. Pero, de momento, no ha ‘mojado’.

Así, estos delanteros son claves en el juego de un equipo que se basa mucho en el centro (15,25 por cada 90 minutos) y el remate. Es, en parte, gracias a este recurso como consigue 13,25 toques en el área por partido. Es decir, no genera demasiado fútbol, pero con su capacidad para encontrar situaciones de centro-remate, genera incertidumbre a los rivales. Claves son los envíos de las alas del 4-4-2 logroñés. Por un lado, un Fer Cano con una zurda peligrosa y que pone buenos balones incluso si aparece a banda cambiada. Por el otro, un Jesús Alfaro con tendencia al juego interior y un pie derecho capacitado para encontrar al compañero de diferentes modos. Deberá, por tanto, estar muy pendiente el Deportivo de esas situaciones exteriores que tanto le han costado en esta segunda mitad de curso.

Pocas concesiones

Pero si más allá del balón directo (51 pases largos por partido, de los que más) o los envíos al área la UDL es un equipo al que le cuesta producir, lo cierto es que tampoco se le pone nada fácil a sus rivales. Tan solo ha encajado la Unión Deportiva Logroñés 29 goles en 31 partidos. La cifra le sitúa como el quinto mejor en este apartado: justamente su puesto real en la clasificación.

Uno de los datos que explican esas pocas concesiones es el porcentaje de duelos defensivos ganados: con el 65,1%, está entre los mejores. Los experimentado Jesús Rueda o Iñaki Sáenz en defensa o el también veterano Javi Castellano en el eje del mediocampo le aportan esa veteranía necesaria a un equipo que mezcla momentos de ser más presionante con otros de aguardar más atrás. Así lo fija su PPDA (pases permitidos por acción defensiva) de 9,31. Es uno de los más bajos del Grupo 1. Es decir, en los 60 metros más cercanos a su portería, la UDL es más proactiva que reactiva.

Más allá de sus veteranos, en el conjunto de Logroño destaca la presencia del joven meta Alejandro Daza. Desde su ‘ascenso’, Aguilà dio la oportunidad a un portero que conoce bien tras tenerlo en el filial de Segunda RFEF de ser titular. Ante la baja de Jon Ander Serantes, el joven de 19 años no ha desentonado y parece haberle arrebatado el puesto a Ximo Miralles.

Pese a sus buenos datos defensivos, la Unión Deportiva Logroñés no es uno de los equipos que menos ocasiones concede. Permite casi 10 remates por cada 90 minutos de juego (más de los que genera), pero la clave está en que estas situaciones tienen baja probabilidad de gol. Es el segundo equipo del Grupo 1 con un xG más bajo por remate en contra: 0,088. Es decir, de media, cada remate tiene un 8’8% de posibilidades de ser el gol. El mejor en este apartado es el Dépor, con un 0,079.

En los últimos encuentros, en los que ha caído ante el Racing de Ferrol (1-2) y Racing de Santander (1-0), además de ganarle in extremis al Tudelano (1-0), ha concedido situaciones de remate en el balón parado y las transiciones defensivas. Dos aspectos en los que el Deportivo no suele penalizar demasiado al rival, pero que tendrá que maximizar si quiere lograr un triunfo todavía más vital tras el dictamen del juez de Competición.

Sobre el Autor