Saúl brilla en el Teresa Herrera con gol y asistencia

0

Mucho se hablaba en la previa de la oportunidad de reivindicarse que se les presentaba a varios jugadores del Deportivo con motivo de la disputa del Teresa Herrera. El duelo ante todo un histórico como el Athletic de Bilbao era el escenario perfecto para demostrar a Natxo González que cuenta con una plantilla en la que cualquiera está en condiciones de ser titular. Pero si hubo un futbolista que aprovechó para dar un golpe encima de la mesa ese fue Saúl.

El joven lateral cántabro firmó una actuación impecable que por momentos rayó la perfección. En defensa supo sujetar e imponerse a futbolistas del nivel de Íñigo Córdoba o Markel Susaeta, toda una prueba de fuego para él. Y mención aparte merece su faceta ofensiva, en la que hizo suya la banda izquierda y dio una auténtica exhibición durante los noventa minutos.

Suyo fue el centro que Christian Santos envió al fondo de las mallas con un acrobático y potente remate a media altura. Ese fue solo uno de los múltiples balones colgados al área por el cántabro a lo largo del encuentro, todos ellos con criterio y precisión. Sus incorporaciones al ataque fueron todo un dolor de cabeza para los leones, algunas de ellas con detalles de calidad más propias de otras épocas en Riazor. Una actuación sublime de principio a fin a la que puso el broche de oro con un gol de bandera. Llegada, recorte con la zurda y golazo con la derecha.

El de ayer fue el último episodio de un inicio de temporada plagado de sobresaltos para él. Su fructífera cesión al Numancia, conjunto con el que se quedó a las puertas del ascenso a la Liga Santander el pasado año, parecía asegurarle un hueco en la plantilla del Deportivo. Sin embargo, el tempranero fichaje de Dubarbier alimentó las primeras dudas sobre su permanencia en A Coruña. La posterior irrupción de Diego Caballo desde el filial, unido a los problemas judiciales que mantiene con el propio club herculino a raíz de su polémico traspaso desde el Racing de Santander, terminaron por situar al cántabro en la rampa de salida.

Pese a partir como tercera opción para el lateral izquierdo, Saúl optó por permanecer en A Coruña y cumplir el año que le resta de contrato. Pero lo que de nuevo apuntaba a ser otro año condenado al ostracismo cambió por completo en cuestión de semanas. Sendas lesiones de sus dos competidores por el puesto le abrieron las puertas de la titularidad en la sexta jornada del campeonato liguero ante el Granada, un tren que esta vez no parece dispuesto a dejar escapar. Con sus actuaciones desde entonces ha dado buena muestra de que se trata de un futbolista sobradamente capacitado y con unas cualidades que se ajustan a la perfección a lo que busca Natxo González en sus laterales, jugadores solventes en defensa y con marcada vocación ofensiva, capaces de llegar a linea de fondo y generar superioridades por banda.

Ahora una pelota está en el tejado de Natxo González. Suya será la difícil decisión de elegir entre Saúl y Caballo de cara al duelo ante el Almería del próximo lunes. Una pelea por la titularidad en el lateral izquierdo que se postula como una de las más disputadas para esta temporada, y en la que el gran beneficiado debería de ser el propio Deportivo. La otra está sobre la mesa de Carmelo del Pozo, porque dejar escapar gratis a un futbolista de su edad y en pleno crecimiento puede convertirse en todo un lujo que el club herculino no puede ni debe permitirse.

Sobre el Autor