Una medular coruñesa para guiar al nuevo Deportivo

0

El Deportivo está experimentando una época de cambios. El descenso a Segunda División ha provocado la llegada de un nuevo director deportivo y un nuevo entrenador, además de una profunda remodelación de la plantilla deportivista. Ha habido salidas y fichajes en todas las líneas, pero en la medular se vislumbran dos rostros conocidos: el de Álex Bergantiños y el de Pedro Mosquera, dos coruñeses que afrontan la temporada 2018-19 con el objetivo de devolver al Deportivo a Primera División.

Ambos han tomado caminos diferentes para llegar hasta aquí. Bergantiños, enviado al Sporting en verano y añorado durante toda la temporada, eligió regresar a A Coruña. Asimismo, Mosquera explicó esta semana que está totalmente implicado con el Deportivo y que su voluntad es la de defender la elástica blanquiazul en la categoría de plata. Por experiencia y demarcación, ambos están llamados a ser dos de los líderes del nuevo proyecto deportivista.

Todavía queda más de un mes de mercado de fichajes, pero a día de hoy, y teniendo en cuenta la apuesta de Natxo González por el 4-4-2, Bergantiños y Mosquera serían la teórica pareja titular en el centro del campo coruñés. Ambos presentan perfiles perfectamente complementarios: Mosquera actuaría en un rol más posicional, colaborando en la construcción y viendo el juego de cara, y Bergantiños, más dinámico, haría las funciones de box-to-box, abarcando más campo y aportando equilibrio.

Aunque los dos centrocampistas coruñeses ya compartieron vestuario durante dos años, no ha sido habitual verlos juntos sobre el terreno de juego. La excepción la encontramos en el tramo central de la temporada 2015-16. En un principio, Víctor Sánchez del Amo apostó por un trivote formado por Mosquera, Fayçal Fajr y Celso Borges, pero una lesión del costarricense propició la aparición de Álex Bergantiños en el once durante buena parte de la temporada. Compartieron una quincena de partidos.

En la 2016-17, el coruñés, relegado al ostracismo por Gaizka Garitano, no dispuso de minutos en liga hasta la llegada de Pepe Mel, que echó mano de él cuando la situación del Deportivo se complicó. Bergantiños y Mosquera solo compartieron titularidad en una ocasión a lo largo de aquella temporada. En la 2017-18 el primero salió cedido al Sporting, por lo que la ‘nueva’ pareja de centrocampistas del Dépor se reencuentra muchos meses después. De su buen hacer dependerá en buena medida la categoría en la que militen los herculinos la próxima temporada.

Sobre el Autor