Rodillo histórico en el Rico Pérez

Hercules_Depor_Salomao_gol
Daniel Méndez | A Coruña | - 15:00

El Deportivo fue mejor, propuso más fútbol que el Hércules y mereció la abultada victoria que supone un récord de triunfos consecutivos para el club coruñés. Sobresalió la columna Aranzubia-Colotto-Valerón-Riki.

El partido comenzó con mucho respeto entre ambos equipos. El Deportivo, consciente de que un gol podía ser determinante como pasó en la ida, se resguardó los primeros minutos, mientras el Hércules hizo lo mismo conocedor del potencial atacante de los gallegos. Oltra y Mandiá sabían de la importancia de los tres puntos y no querían que se les fuera toda la preparación por una acción desafortunada en el cuerpo a cuerpo inicial. El encuentro, por tanto, empezó sin ritmo; balones largos, despejes, faltas y con poca claridad en ataque.


Esa claridad la impuso Valerón en el minuto 20. El genio frotó la lámpara mágica y, tras recibir el balón de Domínguez en campo contrario y dejar a dos rivales por el camino, puso un balón de oro a Riki para que el de Aranjuez fusilase a Falcón. Ese gol distrajo a un Hércules que se vino abajo, en especial su capitán Paco Peña, que dejó una situación franca a Bruno Gama para situar el 0-2 en el marcador. Fue entonces cuando el Dépor mostró su mejor nivel. Con esa euforia deportivista llegó el descanso.

La entrada del brasileño Gilvan cambió la cara a los de Mandiá y también hizo desaparecer la contundencia de los visitantes, que empezaron a encontrar lagunas en su línea más fuerte. Urko Vera refrendó este cambio con el gol que recortaba diferencias y ponía el miedo en el cuerpo a los gallegos. No obstante, fue una ilusión porque el Dépor se volvió a adueñar del esférico y del partido. Los goles finales de Salomão y Riki fueron un regalo a la Historia del Deportivo.

UNO POR UNO:

Seoane: 6. Reemplazó a Laure en el lateral derecho y fue de más a menos. Buena primera parte del ourensano pero la entrada de Gilvan en el descanso le hizo mucho daño.

Colotto: 8. Colosal partido del defensor argentino. Colotto tiene facultades de buen central y además sabe cómo utilizarlas. Desahogó en varias ocasiones el juego de su equipo provocando faltas de forma inteligente. Pudo marcar.

Zé Castro: 7. No destacó tanto como Colotto en defensa pero estuvo expeditivo y tuvo claridad con el balón en los pies.

Morel: 7. Otro buen partido del lateral paraguayo, que parece ganarse a pulso la titularidad en el costado izquierdo.

Bergantiños: 7. Serio, entregado al equipo. El canterano es un baluarte en el centro del campo, recorriendo kilómetros, presionando y dotando de equilibro la zona ancha.

Domínguez: 7. Importante trabajo de Domínguez en la medular. Difícilmente pierde un balón y además aguanta posesiones largas cuando el equipo lo necesita.

Bruno Gama: 7. Empezó con mucho ímpetu pero su fue diluyendo con el paso de los minutos. Consiguió, sin embargo, abrir su cuenta goleadora gracias a un error de Paco Peña.

Valerón: 8. El faro, la luz, el cerebro del Deportivo. El ‘Flaco’ movió los hilos del equipo desde la mediapunta con una elegancia innata. Asistió a Riki en el primer gol.

Guardado: 7. El mexicano dio el callo tanto en defensa como en ataque. Impone respeto a sus rivales, importante para que los delanteros tengan más tiempo para desmarcarse. Fue sustituido, algo poco habitual.

Riki: 8. Gran partido del delantero de Aranjuez que abrió la lata con un zapatazo y la cerró tras una carrera de más de 50 metros. La vaga presión que entrega a la salida de balón rival la compensa con un juego de desmarques muy trabajado.

Salomão: 7. Marcó el tercero y dio el cuarto. Oltra necesitaba un revulsivo y el portugués le respondió sobre el verde.

Borja Fernández: 5. Cambio habitual de Oltra, la entrada del pivote gallego por Valerón. Oxigenó el juego del equipo por detrás de Bergantiños y Domínguez. Recibió un golpe en la cabeza casi al final del partido.

Ayoze: s.c. Salió de interior izquierdo, para ayudar a mantener el resultado. Recibió, a los dos minutos de ingresar en el campo, su enésima tarjeta amarilla de la temporada.

EL MEJOR:

Aranzubia: 9. Se dice que es el mejor portero de Segunda y mejor que muchos de Primera. Ayer el riojano demostró esa afirmación. Salvó al equipo en momentos clave y solamente le marcaron después de un rechace en el que ya estaba superado.

LAS CLAVES:

Respeto a las defensas. Al inicio del encuentro ambos equipos jugaron con el miedo a no recibir un gol que pudiese ser definitivo. Hasta el tanto de Riki, arriesgaron poco.

Funcionaron todos. Cada jugador se ocupó de su trabajo sobre el campo y todos correspondieron a la gran victoria: Aranzubia por sus paradas, Valerón por su magia, Riki por su determinación de cara a puerta, Domínguez por su dominio del balón, Bergantiños por su compostura en el centro del campo, Colotto por su veteranía, etc.

LO MEJOR:

Historia en el Rico Pérez. Los de Oltra consiguieron una marca histórica para el club blanquiazul: ocho victorias consecutivas en Liga. Esa racha se puede prolongar frente al Barcelona B en Riazor, que seguro querrá corresponder al equipo por ese récord.

‘Golaverage’ a favor. Con esta victoria por 1-4, el Deportivo se impone al Hércules en el ‘golaverage’ particular (0-1 en Riazor). Ahora mismo la distancia sobre los de Mandiá es de 9+1 puntos.

LO PEOR:
La entrada de Gilvan Gomes. El extremo brasileño entró en el descanso para revolucionar el apagado juego del Hércules. Se echó el equipo a la espalda y le sacó los colores a Seoane al inicio de la segunda parte. Por su banda llegó el gol y pudieron llegar más de no ser por Aranzubia.

*Nota informativa: Las puntuaciones numéricas de los jugadores están hechas a partir de una media entre los integrantes de Riazor.org.