Juego contra juego, gana Valerón

0

Dépor y Sabadell buscaron la victoria con un fútbol alegre, el que entiende Valerón y del que suele salir triunfante. El canario se apoyó en la movilidad de Lassad, Guardado y Salomão para conseguir los tres puntos.

No vino de paseo a Riazor este Sabadell, que buscó la victoria por activa y por pasiva gracias al descaro de sus jugadores. Con argumentos de juego vistoso y atrevido, puso en evidencia el entramado defensivo de José Luis Oltra en los primeros minutos. El conjunto gallego entendió que para ganar a un equipo así debían contrarrestarles con fútbol de toque. O así lo entendió Valerón.

El canario se aprovechó del buen momento de forma que atraviesan Lassad, Guardado y Salomão para poner de manifiesto el potencial ofensivo con el que cuenta esta plantilla. Valerón hizo que sus compañeros creyesen en sus posibilidades y abrió la lata con una definición de delantero centro. El equipo pudo volar. Y voló, gracias a un misil luso que a base de regates se está ganando al público de A Coruña.

Sin embargo, hubo que sufrir, porque como decíamos el Sabadell no vino de paseo. Hubo que sufrir como contra el Barça B y como contra el Recre. Marcó Baha y apretaron sobre la portería de Aranzubia. Pero ahí estuvo Riazor, que apoyó al equipo con su aliento, un aliento necesario en momentos críticos como el de ayer.

UNO POR UNO:

Laure: 7. Empezó dubitativo y tuvo problemas con su par, pero mientras pasaron los minutos se fue metiendo en el partido e imprimió carácter a su banda.

Colotto: 6. Mariscal de la línea defensivo, el argentino serena el juego del equipo desde la zaga.

Aythami: 4. Férreo defensor, aunque le sacan los colores los delanteros rápidos y descarados.

Ayoze: 7. Seguro en defensa y participativo en ataque, probando al portero rival desde fuera del área. Acabó de interior tras el cambio de Guardado.

Jesús Vázquez: 6. Dinámico en la medular, el onubense dio un pase excelente a Salomão en el segundo gol.

Bergantiños: 6. Desgaste y pundonor. El canterano tiene libertad para irse al ataque.

Salomao: 8. Espectacular en el uno contra uno, no cesa en su empeño hasta arrancar los aplausos de Riazor. Demostró temple en el pase del segundo gol. El techo de jugadores así se lo ponen ellos mismos.

Guardado: 8. Asistente y goleador, como en el último partido ante el Barcelona B. Su movimiento en el tanto de Valerón muestra su calidad, esa que no mostró en la élite del fútbol español.

Valerón: 7. Abrió la lata en un partido que se ponía feo. Definición de delantero centro. En los partidos en los que los dos equipos quieren jugar al fútbol, Valerón suele convertirse en la estrella.

Lassad: 6. Buscó el gol con continuos demarques que descolocaron a la defensa del Sabadell.

Morel: 6. Otro de los descartes que ya tuvo sus minutos con Oltra. El paraguayo se colocó en el puesto de lateral izquierdo.

Bodipo: s.c. Saltó al campo sustituyendo a Lassad e intentó cogerle la espalda a los centrales, aunque cayó a menudo en fuera de juego.

Domínguez: s.c. Entró para jugar los ‘minutos de la basura’ y desahogar a un equipo muy cansado.

EL MEJOR:

Aranzubia: 9. Salvó al equipo de varios goles con auténticos paradones que levantaron a los aficionados de sus asientos. Enésima vez que lo hace desde que su llegada al Deportivo.

LAS CLAVES:

Movilidad ofensiva.Es evidente que este ataque no se parece en nada al de Lotina. Movimientos sin balón, paredes, rapidez en el pase… y todo ello rodeando a un Valerón que parece estar viviendo una segunda juventud. O tercera.

La afición. Determinante el papel del público de Riazor ayudando a su equipo en los momentos críticos del encuentro. Este apoyo se traduce en puntos a final de campaña.

LO MEJOR:

Seguir sumando.En este inicio de campaña en el que apenas se mira la clasificación, es importante ir sumando victorias para no perder de vista los puestos altos de la tabla.

Mentalidad ganadora. Tras un descenso de categoría siempre es difícil resarcirse y salir a todos los campos a por la victoria.

LO PEOR:

Desajustes defensivos.La defensa deportivista tuvo varios errores que propiciaron ataques visitantes de mucho peligro. Aranzubia resolvió la mayoría.

Sufrimiento final. A excepción del duelo copero ante el Girona, las victorias del equipo gallego siempre cuentan con un marcador ajustado que pone el alma en vilo a los miles de aficionados blanquiazules.

*Nota informativa: Las puntuaciones numéricas de los jugadores están hechas a partir de una media entre los integrantes de Riazor.org.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.