La mitad de la plantilla ya es de la cantera

319

La mala situación económica ha provocado que gran parte de los pocos jugadores citados para el inicio de la pretemporada provengan del Fabril.

El Deportivo de La Coruña arrancará la pretemporada el próximo 5 de julio, cuando dará comienzo una campaña atípica para la entidad. Los blanquiazules no solo estarán en Segunda División, algo que en las últimas 21 temporadas solo había sucedido una vez (2011/2012), sino que además contarán con una parte importante de futbolistas criados en El Mundo del Fútbol de Abegondo, con vistas al proyecto de futuro planeado -por necesidad- por la directiva, de la mano de Fernando Vázquez.

El de Castrofeito ha citado para el regreso a los entrenamientos a los 13 jugadores que hay en plantilla, de los cuales seis han salido de las categorías inferiores herculinas. Entre ellos, los tres que ya se han consolidado son Laureano Sanabria, Álex Bergantiños y Juan Domínguez, mientras que Diego Seoane, David Rochela y Juan Carlos Real regresan a A Coruña después de sus cesiones para tratar de convencer al técnico gallego de que ya están los suficientemente formados para tener, por fin, su oportunidad.

Por otro lado, además de las tres o cuatro incorporaciones que se esperan de cara al próximo curso, los ahora fabrilistas Marc Martínez, Pablo Insua y Álvaro Lemos tienen todas las papeletas para formar parte del primer equipo en la temporada 2013/2014, pero se incorporarán más tarde, al estar inmersos todavía en el playoff de ascenso a Segunda División B. Hombres como Uxío, Sidibé, Paulo Teles, Bicho o Luis Fernández también han encandilado a Vázquez, y alguno de ellos podría sumarse a Insua y a Lemos con una constante participación con los mayores. El ‘nueve’ de Burela es el que tiene más opciones, ya que el preparador de 58 años no cuenta, de momento, con ningún delantero a sus órdenes.

La mejor solución

Es obvio que el conjunto gallego no ha llegado a esta situación intencionadamente. El mal momento económico por el que atraviesa el club, ahogado por Hacienda y sus acreedores y con muy pocos recursos para fichar, ha obligado a la directiva a encomendarse, por primera vez en 25 años de mandato, a gente de la casa.

De esta forma, todo apunta a que el Deportivo empezará pronto a cumplir el deseo que Augusto César Lendoiro ha reconocido en más de una ocasión: que el 50 por ciento del equipo coruñés esté formado por canteranos, para que ellos sean los encargados de devolver al club a competir al máximo nivel a medio-largo plazo. Eso sí, con paciencia.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

Comentarios están cerrados.