fbpx

La pizarra del Racing de Santander 0-0 Deportivo

0

En una de las visitas más complicadas de la temporada y ante otro candidato al ascenso como el Racing de Santander, el Dépor sumó un nuevo punto (0-0). Repasamos en varios apuntes lo más destacado.

Primera suplencia de Álex Bergantiños

El Racing-Deportivo supuso la primera suplencia de Álex Bergantiños. El capitán dejó su sitio a Rafa de Vicente, un movimiento que sirvió para comprobar que el ‘Villares pivote’ de la jornada anterior no fue una prueba aislada de Borja Jiménez, sino que piensa en él ahí con vistas al futuro. Además, Quiles reemplazó a Noel. Tras ese intercambio de cromos, el Dépor arrancó el partido con el onubense actuando por dentro. Fue la gran novedad posicional.

El 1-4-2-3-1 al que mutó el Dépor en fase defensiva

En salida de balón, en fase ofensiva, Villares volvió a ser el jugador más cercano a centrales para ofrecer buen pie.

La posición de Quiles

En su vuelta al once, Quiles centró su ubicación. En la rueda de prensa pospartido, Borja Jiménez lo definió como “un centrocampista más”, y eso fue. A diferencia de jornadas anteriores donde el andaluz partía desde la banda derecha y tendía a irse hacia dentro; este domingo actuó ya como mediapunta, y casi siempre se movió por el pasillo interior. Desde ahí, ofreció desmarques de apoyo, buscó los espacios entre líneas e incluso participó en la ocasión de William, con un toque delicioso para Miku en el inicio de la jugada. Sin embargo, nunca llegó a encontrarse cómodo ni supuso la amenaza de otros días, y a los 58’ fue sustituido por Doncel.

Quiles recibiendo entre Borja Domínguez e Íñigo Sainz. Captura de Footters.

Miku, el mejor argumento ofensivo en el 1T

Aunque en general el partido del Dépor en ataque fue discreto, sin apenas llegadas, Miku fue su mejor argumento en el primer tiempo. El venezolano se movió con cierto sentido, cayendo con asiduidad a la banda derecha. Su trabajo silencioso volvió a ser importante para el equipo. En área propia, evitó el gol de Bobadilla a los cinco minutos. En campo rival, inició la jugada que derivó en la ocasión más clara del partido: la de William de Camargo. Balón en largo, Miku de cara para Quiles, este la pisa y se la devuelve, combina con Rafa de Vicente, y el malagueño mete el pase al espacio para el ’11’. Aunque en el segundo tiempo estuvo menos participativo, porque el equipo apenas lo nutrió de balones, Miku tuvo otra ocasión de cabeza tras un gran centro de Héctor.

Miku cayendo a la banda derecha en el primer tiempo. Captura de Footters.

El área, coto privado

El Racing solo fue capaz de inquietar dentro del área en cuatro ocasiones: en el córner que sacó Álvaro Bustos y se paseó por el área pequeña hasta el despeje de Miku (5’), en la siguiente acción, con un zurdazo de Satrústegui; en el 83’, con un remate de Fausto Tienza; y en la última jugada del partido, con el disparo de Camus. A lo largo de los 90 minutos, tanto Lapeña como Jaime se mostraron muy fiables, anticipando y en el juego áereo, ante un equipo con muchísimo potencial ofensivo. Además, en portería, Ian Mackay volvió a exhibir seguridad y no dudó en ningún centro lateral. Lejos del área, el Racing no tuvo espacios para correr.

Control y no caos

“Seguramente el duelo Soko vs Héctor sea determinante”, anticipaba Romo en la previa. Y no lo fue en el resultado, pero sí en la manera de plantear el partido los dos técnicos. El Racing retrasó la posición del camerunés y de Bustos para contener a Héctor y a Víctor. Y en la otra dirección, el Dépor se encargó de limitar ese juego exterior del rival, no le cedió metros y apenas permitió transiciones ofensivas, la gran fortaleza del Racing. Alejados de su hábitat natural, de la zona dañina, Soko y Bustos pasaron prácticamente desapercibidos. El primero, que promedia 7’7 regates por partido*, se quedó en 4; el segundo, que promedia 5’98 centros*, solo hizo 2 ante el Dépor. Se impuso el control sobre el caos. Así se explica el 0-0.

Con los cambios, más dominio del Dépor

En el segundo tiempo, Borja Jiménez utilizó las 3 ventanas de cambios. Primero, en el 57’, dio entrada a Doncel por Quiles. Después (67’), sustituyó a Rafa de Vicente y a William por Álex y Mario Soriano. Y a 5 minutos para el final, introdujo a Noel por Miku. De todos ellos, los que más influencia tuvieron en el juego fueron el capitán y Soriano. Álex se situó a la derecha de Villares, en el trivote, recuperando Juergen el lado izquierdo; y el madrileño se fue a la banda (1-4-3-3). Su entrada permitió al Dépor tener más control de balón.

*Fuente del dato de los regates y centros por partido de Soko y Bustos: WyScout.

Sobre el Autor

En Xogo (TVG) y Galicia en Goles (Radio Galega). Aquí, juntando letras sin que suenen mal. O intentándolo.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Bloqueador de publicidad detectado

Hemos detectado que estás usando extensiones para bloquear los anuncios. Esta página web se financia gracias a los anuncios de publicidad, con lo que te rogamos que los desactives para que podamos seguir trabajando de forma diaria.

Recargar