El hat-trick de Tristán en un partido en el que Donato acabó de portero (VÍDEO)

0

Diego Tristán es una auténtica leyenda blanquiazul. El delantero de La Algaba es el máximo goleador de la historia del Deportivo. En sus seis temporadas como herculino, ‘Diegol’ hizo nada menos que 110 dianas entre todas las competiciones, superando a otros mitos como Bebeto o Makaay.

Tristán aterrizó en A Coruña en el verano del 2000, con el equipo recién proclamado campeón de Liga. Durante varias semanas, Lendoiro había tanteado también la incorporación de Catanha, que finalmente acabó en el Celta. Sin embargo, pronto quedó claro que el fichaje de Diego Tristán fue todo un acierto para el Deportivo. En su primer curso en Riazor, anotó un total de 22 goles y rápidamente se ganó un hueco en la Selección Española.

El hat-trick perfecto de Diego Tristán al Oviedo

De los 22 goles que firmó el andaluz en su primera campaña como deportivista, nueve llegaron gracias a tres hat-tricks. El primero de esos tripletes tuvo lugar en la jornada 8, en un 4-0 ante la UD Las Palmas que completó Roy Makaay. Tras estar apartado de la titularidad nueve partidos, Tristán volvía al once ante la Real Sociedad y lo hizo anotando otros tres tantos para un 4-1 que en este caso redondeó Donato. Y por último, ya en el tramo final del curso, el ariete hacía otro hat-trick en un vibrante partido en el Carlos Tartiere.

Hablamos de un Deportivo vs Oviedo de la jornada 35, que desde LaLiga han querido recordar por su decimonoveno aniversario. Ante un rival necesitado de puntos en su lucha por la salvación, Tristán dio una auténtica exhibición que dejó claro que era uno de los delanteros más completos de Europa. En el 17′, abrió la lata cabeceando a bocajarro un potente córner puesto por Fran. Solo cinco minutos después, recogía un balón largo y, pese a la presión de un zaguero rival, batía con tranquilidad a Esteban con un preciso toque con su pierna izquierda.

Tras el paso por vestuarios, el Oviedo salió a buscar el empate y Jaime de Urríes logó poner el 1-2. Sin embargo, de nuevo Diego se cruzó en el camino de los asturianos. Con un derechazo fulminante desde 30 metros, Tristán completaba su hat-trick perfecto. El partido, eso sí, estaba muy lejos de quedar resuelto. En el 70′, el mítico Veljko Paunovic hacía el 2-3 y, a falta de 6 minutos más el descuento, Molina era expulsado. Irureta había agotado sus cambios y Donato tuvo que ponerse de portero. No era la primera vez que el brasileño se enfundaba los guantes y dejó claro por qué. Como en ocasiones anteriores, salió imbatido del reto y el Dépor se llevaba los tres puntos.

En las cuatro jornadas que restaban, el Deportivo sumó tres triunfos y una derrota (ante el Valladolid, su bestia negra). Los gallegos concluían así el curso con 73 puntos, cuatro más de los que un año antes les habían valido para alzarse con el título. Sin embargo, en este caso fueron insuficientes para batir al Real Madrid, que con 80 puntos relegó al Dépor a una magnífica segunda plaza. El Oviedo, por su parte, se quedó a un solo punto de la salvación, perdiendo la categoría. Desde entonces, los azulones no han vuelto a pisar la Primera División.

Sobre el Autor

Deportista y deportivista desde 1992. Gallego residente en Madrid. Comunicador audiovisual y periodista deportivo. @miguelspdx