Los cinco mejores partidos del año

0

2019 no será recordado por los deportivistas como un gran año en lo que a victorias se refiere. Apenas 14 triunfos en los últimos doce meses son el bagaje de un equipo que parecía navegar tranquilo por Segunda en enero, que rozó con los dedos Primera en junio, y que en Diciembre ha parecido encontrar el camino hacia una resurrección que muchos todavía califican como milagrosa. Estos son los cinco mejores encuentros del Dépor durante al año 2019.

La primera del año en Riazor

(20-01-2019) Deportivo 2-0 Albacete

Fue el primer triunfo de los coruñeses en el año 2019. Un golazo de Fede Cartabia de falta y un posterior tanto de Borja Valle dieron tres puntos a los coruñeses, que rompieron una racha de tres partidos sin ganar. La victoria, contra un rival directo por las posiciones de playoff de ascenso, permitió al Deportivo colocarse tercero. Sería el techo clasificatorio del equipo por aquel entonces de Natxo González en lo que quedaba de campaña.

El Dépor y su afición conquistan Gijón

(27-01-2019) Sporting 1-2 Deportivo

Una semana después del triunfo ante el Albacete, el Dépor visitó Gijón, en lo que significó la primera victoria del año a domicilio. Con la novedad de Christian Santos en el once y acompañados por un gran número de aficionados desplazados a tierras asturianas, los deportivistas se impusieron por 1-2.

Bergantiños, con un cabezazo a la salida de un corner adelanto a los herculinos en el minuto seis de partido. Djurdjevic igualó la contienda en el 12 y, finalmente, Santos, la apuesta de Natxo para el partido, acabó haciendo el 1-2 en el 15. A partir de ahí, 75 minutos de resistencia para lograr tres puntos muy importantes que permitireron cerrar la jornada 23 a sólo un punto de los puestos de ascenso directo.

El mejor partido del año

(12-06-2019) Deportivo 4-2 Málaga

Probablemente, el mejor encuentro del año. Deportivo y Málaga se encontraron en las semifinales del playoff tras haber quedado sexto y tercero respectivamente en la fase regular. A priori, los andaluces eran favoritos, ya que llegaban después de un fin de temporada espectacular, donde casi alcanzan el ascenso directo. Por su parte, los deportivistas habían accedido a las eliminatorias de ascenso de rebote, y nunca mejor dicho, porque así fue el gol del Extremadura al Cádiz que permitió al equipo de Martí quedar entre los seis primeros de la tabla.

Los malagueños, dirigidos por el exdeportivista Víctor Sánchez del Amo, empezaron mejor el encuentro, adelantándose con un gol de Luis Hernández de cabeza en el 18. Poco tardó en reaccionar el Dépor, que empató tres minutos más tarde con un tanto de penalti de Carlos Fernández, convertido en la referencia ofensiva del equipo ante las molestias de Quique González. Antes del descanso, en el 37, un latigazo de Javi Ontiveros helaba Riazor y ponía el 1-2.

En la segunda parte, el Depor jugó, seguramente, los mejores minutos, ya no solo del año, sino también de toda la temporada. Empujado por su público, el equipo de Josep Lluis Martí dio la vuelta al encuentro con un gol de Pedro en el 56, otro de Carlos en el 63, y un último de Borja Valle en el 78 para colocar el 4-2 final. Aun así, pese al recital de juego ofensivo, la segunda mitad no estuvo exenta de sufrimiento, y Javi Ontiveros puso en jaque al equipo coruñés con un disparo perfecto de falta que dio en el palo.

La victoria hizo que Riazor rugiese como no lo había hecho en mucho tiempo y puso al Dépor con un pie y medio en la final del playoff, algo que confirmaría pocos días después venciendo 0-1 en la Rosaleda.

Victoria casi de Primera

(20-06-2019) Deportivo 2-0 Mallorca

Ocho días después del triunfo ante el Málaga, Riazor acogía la ida de la final del playoff entre el Dépor y el Mallorca, que había sacado del camino hacia primera al Albacete. En un principio, los coruñeses partían como favoritos ante un equipo que, pese a haber quedado mejor clasificado, quinto en la fase regular, no dejaba de ser un recién ascendido de Segunda B. Además, hacía menos de un mes que el conjunto balear había visitado el estadio coruñés, perdiendo por 1-0.

Para el partido, Martí recuperó la delantera titular de todo el año, formada por Carlos Fernández y Quique González. Fue un encuentro mucho más controlado por el Deportivo que el del Málaga, ya que el Mallorca apenas inquietó a Dani Giménez. En el 37, Fede Cartabia inauguró el marcador con un golazo de falta, que sorprendió a Manolo Reina. Sin embargo, la alegría quedó en un segundo plano cuando, a los pocos minutos, Marc Pedraza se llevó por delante a Alex Bergantiños, causándole una lesión muy aparatosa en el labio, por la que el capitán coruñés se tuvo que retirar sustituido.

Con 10 toda la segunda mitad, el Mallorca demostró ser un equipo difícil de batir. No fue hasta el minuto 79, cuando Fede Cartabia colgó un balón al área, Carlos Fernández tocó de cabeza y Quique, de media chilena, impulsó el balón hacia dentro de la portería. Cuando la pelota estaba entrando, un defensa del Mallorca la despejó, lo que hizo que el tanto quedase en entredicho. Finalmente, con suspense, ya que el árbitro tuvo que hablar con el linier para confirmar que ese balón había entrado, el Deportivo se puso 2-0 arriba y pareció haber encarrilado su ascenso a Primera. Tres días más tarde, la realidad le diría que no fue así.

El final de la peor racha jamás recordada

(20-12-2019) Deportivo 2-1 Tenerife

El último partido del año no fue muy espectacular desde el punto de vista del juego, pero es uno de los mejores del año por su carga sentimental. El Dépor llegaba al encuentro del pasado viernes ante el Tenerife tras 19 jornada sin conocer la victoria, después de únicamente haber vencido al Oviedo en la jornada inaugural del campeonato.

Colista, prácticamente desahuciado, y con la sensación en Riazor de que era el último partido antes del gran cambio, el equipo de Luis Cesar afrontó el encuentro con la ilusión de cerrar el año con una victoria. Y las cosas se pusieron pronto de cara. En los primeros minutos, y tras consultar el VAR, el colegiado señaló penalti a favor de los coruñeses. Sin embargo, Ager Aketxe erró desde los once metros, devolviendo la depresión a Riazor. Una depresión que se alivió minutos después, en el 21, cuando Christian Santos de cabeza hizo el 1-0.

A partir de ahí comenzó otro partido para el Dépor, que fue claramente de más a menos y que pasó de controlar el encuentro sin problemas, a sufrir más de la cuenta. Tras varias ocasiones, el Tenerife igualaría la contienda con un tanto de Suso Santana de penalti, después de que el colegiado revisase en el VAR una mano de Javi Montero dentro del área. Parecía que el Dépor estaba destinado a empatar otra vez. Sin embargo, un córner en el 95 lanzado por Aketxe y cabeceado por Peru Nolaskoain, llevó la locura a Riazor, colocando el 2-1 final.

Las caras de los jugadores al final del partido, algunos, como Lampropoulos, incluso llorando, demostraban la importancia de la victoria, la primera en cuatro meses y la que, muchos aficionados deportivistas esperan, sea la que empiece a cambiar la dinámica del equipo.

 

Sobre el Autor