Mucho dulce y un toque amargo

0

El Deportivo se queda a un paso del ascenso y viajará a Mallorca con la misma ventaja que a Málaga, aunque con mejor resultado (2-0). No le salió barato el triunfo, después de que a un abarrotado Riazor se le encogiese el corazón al ver a Álex Bergantiños con la cara partida. Este infortunio, al que se sumó la lesión de Somma, le dan un toque amargo a un partido muy serio y profesional de los blanquiazules. Entre que falta la vuelta y el golpe al capitán, de momento hay poco que celebrar.

  • Gato y ratón. Comenzaron Martí y Vicente Moreno escapando el uno de otro, retocando los planteamientos que se esperaban como iniciales para tratar de sorprender. El técnico del Dépor volvió a su 4-4-2, con Quique y Carlos en punta, mientras que el bermellón salió con las piezas de siempre, pero con Lago Junior en la derecha y un 4-2-3-1 en el que Leo Suárez trataba de aprovechar el desconcierto creado por Abdón. Fue mejor el Mallorca al inicio y siempre que se acercó dio sensación de peligro, pero los locales pronto se hicieron con el control y la sensación era que se jugaba a lo que querían los de casa.
  • Efecto mariposa. Se podrían escribir cinco partidos con lo que pasó en los últimos diez minutos de la primera parte. Un golazo de Cartabia prendió la mecha. El argentino sigue en línea ascendente y colocó en la escuadra una falta lateral. Poco después Riazor temió la tragedia, cuando en un encontronazo entre Bergantiños y Pedraza, el capitán coruñés tuvo que retirarse con la cara ensangrentada y el mediocentro visitante con una roja directa. Para culminar la locura, Somma pidió el cambio justo antes del descanso, dejando a Domingos como único central natural. Bóveda ocupó el lugar del italiano y David Simón pasó al lateral.
  • Cabeza fría. No era fácil la disyuntiva, sobre todo después del accidente de Álex, entre ir a por el encuentro con un hombre más o tratar de jugar con calma sabiéndose por delante. Optó Martí por lo segundo, buscando igualmente el segundo tanto, pero con mucha cabeza y sin cometer errores que costaran transiciones.
  • Riazor hizo el segundo. Literalmente. A falta de 15 minutos la grada sintió que el equipo necesitaba un empujón y las ocasiones empezaron a llegar con cada vez más frecuencia. Carlos la tuvo de cabeza, también Pedro. Pero tenía que ser el pichichi. Y tenía que ser con el suspense de todo el encuentro. Carlos le dio vida a un centro de Fede y Quique remachó en área pequeña. De espaldas. De killer.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Dani Giménez; Bóveda, Domingos, Somma (David Simón, min. 45), Saúl; Cartabia (Valle, min.83), Bergantiños (Vicente, min.43), Expósito, Pedro, Carlos, Quique.

RCD Mallorca: Reina; Sastre, Raíllo, Valjent, Estupiñán; Pedraza; Leo Suárez (Baba, min.52), Dani Rodríguez, Salva Sevilla (Gámez, min.78), Lago Jr.; Abdón (Budimir, min.63).

Goles: 1-0, min.37: Cartabia. 2-0, min.80: Quique.

Árbitro: Trujillo Suárez, colegio canario. Expulsó a Pedraza con roja directa y amonestó a Expósito y Pedro en el Dépor y a Sastre, Leo Suárez, Lago Jr. y Valjent en el Mallorca.

Incidencias: Estadio de Riazor, 29.363. Partido correspondiente a la ida de la final del playoff de ascenso a Primera División.

Sobre el Autor