Luces y sombras en un curso de transición: Así ha sido la temporada del Fabril

0

Esta semana, la RFEF anunciaba la finalización sin descensos de las competiciones no profesionales. De este modo, concluía el curso para el Fabril de Luisito. El filial blanquiazul termina así en séptima posición una temporada que se afrontaba como de transición y que ha tenido varios altibajos que aquí repasaremos.

Tras llegar al Fabril mediado el pasado curso y pese a no lograr evitar el descenso, Luisito firmaba su renovación en verano para afrontar esta campaña en Tercera División. Una vez confirmada la continuidad del míster, el equipo blanquiazul comenzaba un intenso intercambio de piezas. Se fueron dos de los capitanes, Quique Fornos y Lucas Viña, así como varios jugadores que fueron importantes en la 18/19, como un Víctor García que había llegado a debutar con el primer equipo. En el otro lado de la balanza, se presentaron un total de 8 fichajes y 7 jugadores subieron procedentes del Laracha.

En agosto, el equipo empezó a rodar y lo hizo de la mejor manera posible: llevándose la Copa Diputación. El filial se deshizo sucesivamente de San Tirso, Sporting Sada, Galicia Mugardos y Bergantiños sin encajar un solo gol. Unos días después, arrancaba la Tercera División y el primer mes de competición fue un adelanto de lo que esperaba al equipo coruñés.

En sus seis primeros partidos, el Fabril firmó dos triunfos, dos empates y dos derrotas. En Abegondo, el cuadro local se mostraba sólido y vencía con claridad, pero fuera de casa enlazó varios choques sin siquiera ver puerta. Tras firmar ante el Bergantiños su primer triunfo como visitante, el equipo fue mejorando poco a poco y entre finales de octubre y mediados de noviembre vivió su mejor momento de la temporada. Cinco victorias consecutivas asentaban al filial en puestos de playoff, que tenía sus mejores armas en hombres como Aarón Sánchez, Yago Gandoy o Mario Losada.

Y justo después de la mayor racha victoriosa del curso, giro de 180º con tres derrotas seguidas que noquearon al equipo pese a los amagos de reacción como el triunfo (4-0) ante el Pontellas. De hecho, en los últimos siete partidos el conjunto de Luisito no fue capaz de ganar ninguno, con cuatro duelos perdidos y tres empatados.

Aunque se ignoraba en ese momento, la derrota en Somozas el 8 de marzo sería el último partido del curso. El Fabril finaliza así en séptimo lugar, a 7 puntos del playoff y 12 por encima del descenso. De cara al futuro, la incertidumbre define casi todas las parcelas del filial, cuyo banquillo podrían ocupar Valerón y Manuel Pablo. Asimismo, otra leyenda blanquiazul como Fran podría llegar para hacerse cargo del fútbol formativo.

Sobre el Autor

Deportista y deportivista desde 1992. Gallego residente en Madrid. Comunicador audiovisual y periodista deportivo. @miguelspdx