fbpx

Xisco Campos y el Deportivo, entre la alegría y el llanto

0

El Deportivo vuelve a enfrentarse a Xisco Campos, un futbolista que estuvo presente en dos de los momentos, para bien y para mal, más trascendentes de la última década blanquiazul.

El defensa central acaba de aterrizar en el Pontevedra de Jesús Ramos después de vivir su segunda etapa en Primera División con el Mallorca, quince años después de su debut en la máxima categoría con el club insular.

La noche de San Juan más negra

En Mallorca es donde se vieron por última vez las caras Xisco Campos y el Deportivo. El conjunto en aquel momento dirigido por Martí llegaba a Palma con dos goles de ventaja en la final del Playoff de ascenso a Primera de la temporada 2018/2019. El Dépor hizo aguas, tocó la gloria con los dedos y se escapó entre los mismos para terminar perdiendo por 3-0. En aquella noche de San Juan de 2019, se dio el primer paso de una caída a los infiernos que ha terminado con el club luchando por volver al fútbol profesional.

Por el contrario, aquel día fue uno de los más grandes de la carrera de Xisco Campos. Salió en el minuto 87 de partido cuando el Mallorca ya ganaba por 3-0. Después de una dilatada carrera entra 2ª Y 2ªB logró el ascenso a la máxima categoría del fútbol español con el equipo en el que se formó y con el que había disputado sus dos únicos partidos en esa categoría.

El último gran paso para volver

Para recordar el otro momento debemos trasladarnos al 23 de mayo de 2012. En aquel momento el Dépor buscaba volver a Primera tras su primer descenso en 20 años. El destino deparó que la jornada 30 se aplazase y se jugase aquel fin de semana de primavera, el rival: Nástic de Tarragona.

Tras aquel partido, quedarían dos jornadas más para cerrar una lucha por dos plazas de ascenso que peleaban los blanquiazules con Celta y Valladolid. El Nástic era colista pero puso contra las cuerdas al conjunto dirigido por Jose Luís Oltra e incluso se adelantaron con un gol del propio Xisco Campos a pase de Dani Abalo, que se enfrentó al Deportivo el pasado sábado con la camiseta del Racing de Ferrol.

El Dépor sufría pero Bruno Gama puso el empate y dejó todo por decidir para los últimos minutos. No fue hasta el 94′, sin tiempo para nada más, cuando Xisco, en este caso Jiménez, remató un balón raso a un metro de la línea de gol para desatar la locura colectiva. Aquellas imágenes siguen grabadas en la retina de los aficionados blanquiazules: Riki llorando en el suelo, Oltra emulando a Fernando Vázquez con una carrera por la banda o los jugadores no convocados volviéndose locos en la grada.

En 2012 tocó disfrutar y en 2019 llorar. El sábado a partir de las 5 de la tarde veremos que ofrece un nuevo capítulo de la historia entre Xisco Campos y el Deportivo.

Sobre el Autor

Periodista por la UCM. Twitter: @mvilascruz

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Bloqueador de publicidad detectado

Hemos detectado que estás usando extensiones para bloquear los anuncios. Esta página web se financia gracias a los anuncios de publicidad, con lo que te rogamos que los desactives para que podamos seguir trabajando de forma diaria.

Recargar