Fabricio: “Lux es un gladiador que nunca en su vida ha bajado los brazos, y menos ahora”

155

El portero canario declaró esta mañana que está “muy contento” de haber podido jugar otra vez con el Deportivo en Primera División, aunque tiene claro que su mentalidad no va a cambiar por haber sido titular en un encuentro.

Uno de los nombres propios de la semana en el Deportivo es el de Fabricio Agosto. El guardameta canario disfrutó ante el Valencia de su primera titularidad esta temporada, después de que Germán Lux fuese de la partida en las siete jornadas anteriores de la Liga BBVA. El exfabrilista fue protagonista hoy en El Mundo del Fútbol, donde advirtió que no debe relajarse porque el ‘Poroto’ lo pondrá muy difícil durante cada semana.

“Es un pedazo de portero, lo demuestra en cada entrenamiento. Es un gladiador y nunca ha bajado los brazos en ningún momento de su vida. Va a seguir trabajando de la mejor manera posible y dándolo todo, como siempre lo ha hecho. El míster después es el que decide, así que lo que tenemos que hacer ahora es estar unidos, porque lo mejor de esto es el grupo que somos”, comentó.

El portero de Vecindario reconoció que Víctor Fernández le anunció que iba a salir de inicio ante el conjunto che la noche anterior al duelo, “justo después de la cena”. Además, se mostró satisfecho con el trabajo realizado desde verano, ya que ha trabajado “cada día” con “sacrificio” y “pensando siempre en ser titular el fin de semana”.

El guardameta deportivista se medirá el próximo domingo al que fue su compañero durante tres años (2006-2009) en el equipo coruñés, Sergio González, actual técnico del RCD Espanyol. Para él no supuso ninguna sorpresa que el jugador catalán llegase tan rápido -el pasado verano- a dirigir un club de Primera División, ya que “de futbolista ya apuntaba maneras de entrenador” y “leía muy bien los partidos”.

Precisamente, en una de esas campañas en las que coincidió con Sergio, en la 2007/2008, Fabricio tuvo la oportunidad de debutar en la categoría de oro del fútbol español. Con tan solo 19 años, Miguel Ángel Lotina lo aupó a la titularidad durante seis jornadas tras el conflicto entre Dudu Aouate y Gustavo Munúa. “Cuando jugué no me salieron bien las cosas y era un ambiente raro. El Deportivo, que siempre había jugado Champions, estaba en descenso y yo debuté por un problema entre compañeros. Por ello, ahora estoy muy contento de volver a competir con el equipo en Primera División”, indicó el portero en Abegondo.

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.