Suicidio colectivo

253

El Dépor firmó uno de los peores partidos del año en una jornada que era vital y cayó goleado ante el Elche (4-0). La salvación, más complicada que nunca.

Estaba marcado en rojo como un partido clave desde hacía muchos días, pero el que no supiera nada de la Liga y viera la primera parte seguramente pensaría que el Dépor no se jugaba nada. Sin tensión ni precisión, los de Víctor Sánchez del Amo firmaron una de sus peores actuaciones de la temporada y a los 20 minutos ya caían por 2-0 ante un Elche tremendamente superior. Aunque el dibujo y la elección de futbolistas fue muy similar a la de Málaga (solo entró Sidnei por Insua), los gallegos no se parecieron en nada al equipo que logró puntuar en La Rosaleda desplegando un buen juego.

Ya en el minuto uno, la parroquia blanquiazul se llevó el primer susto con un posible penalti de Lopo a Jonathas que no señaló el colegiado. Apenas cinco minutos después, Damián Suárez arrancó desde la derecha y Luisinho, Juan Domínguez y Sidnei le invitaron a que se reencarnara en Cafú para regalarle el primer tanto a Jonathas. Con 1-0, pudo empatar el Dépor en una acción en la que Cavaleiro y Lucas se quedaron solos ante el meta, pero el línea señaló un fuera de juego que no era y además el luso no quiso pasarla y la estrelló contra Tyton.

Poco después, decidió Álvarez Izquierdo que no llevaba errores suficientes y, seguramente con el agarrón de Lopo en el primer minuto como coartada, indicó una pena máxima más que dudosa de Lopo sobre Enzo Roco. Lombán, especialista local, no falló para acercar al Elche a los 37 puntos que le dan la salvación virtual.

Desde ahí y hasta el descanso, 25 minutos en los que estuvo más cerca el 3-0 que el 2-1, con los de Escribá superando por completo a su rival, que nunca fue capaz de juntar cuatro pases seguidos y apenas se acercó con un cabezazo flojo de Oriol Riera a centro de Bergantiños.

Tras la reanudación, salió mejor el Dépor, acercándose con peligro en varias ocasiones y jugando con relativa fluidez por primera vez en el encuentro, pero fue un espejismo que duró apenas ocho minutos. Eso fue lo que tardó Jonathas en ganar la espalda a la defensa, rematar solo ante Fabricio y, tras el desvío del meta, Pasalic la empujó de cabeza imponiéndose a un Lopo terriblemente blando.

Con el 3-0, fiesta absoluta en el Martínez Valero, que ya se ve salvado y decidió dedicar la última hora a hacer la ola y regalar olés y ovaciones a sus jugadores. Para eso quedó el Deportivo. Para mera comparsa en una noche en la que se jugaba media salvación. Aunque Fabricio intentó retardarlo lo máximo posible con varios paradones, redondeó el baño el Elche firmando el 4-0 con un tanto a la contra del recién ingresado Garry Rodrigues.

Doce son ya las jornadas sin ganar y cuatro las fechas que faltan para corregir esta terrible dinámica y evitar el tercer descenso consecutivo a Segunda División. Ante el Villarreal, el próximo sábado (22:00 en Riazor), la victoria se antoja absolutamente necesaria para continuar con vida.

Elche: Tyton; Damián Suárez, Roco, Lombán, Cisma; Pašalić, Mosquera, Aarón Ñíguez (Adrián, min. 67); Fayçal Fajr, Víctor Rodríguez (Garry, min. 83); Jonathas.

Deportivo: Fabricio; Juanfran, Lopo, Sidnei, Luisinho; Álex B., Borges; Lucas (Fariña, min. 62), Juan Domínguez (Salomão, min. 55); Cavaleiro (Toché, min. 67) y Oriol Riera.

Goles: 1-0, Jonathas, min. 6. 2-0, Lombán de penalti, min. 20. 3-0, Pasalic, min. 53. 4-0, Garry, min. 91.

Árbitro: Álvarez Izquierdo, del colegio catalán. Mostró tarjeta amarilla a Lopo y Luisinho.

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.