8 apuntes del Deportivo-Eibar

108

1. Victoria balsámica para el Deportivo en Riazor delante de sus aficionados. Había comentado Álex Bergantiños al término del encuentro del Camp Nou que si ganaban al Eibar harían bueno el empate contra el Barcelona y vaya si lo hicieron. Último partido del año en el feudo deportivista y triunfo para mantener la moral por las nubes y esa posición en puestos europeos. Y lo que es más importante: a 12 puntos del descenso.

2. En la noche del sábado se enfrentaron las dos revelaciones de esta Liga BBVA. Dos equipos muy parejos, muy trabajados tácticamente desde atrás hacia delante (desde la defensa hasta el ataque) y cada uno de ellos con atacantes capacitados para buscarse las habichuelas por sí solos. Ambas plantillas han superado por mucho las expectativas que a priori se esperaban a principio de curso. Víctor Sánchez del Amo y José Luis Mendilibar presentaron sus mejores onces disponibles para llevarse los tres puntos. El Dépor ganó con hábitos de equipo grande: supo librar la batalla física del centro del campo y se impuso en ambas áreas.

3. Si Mendilibar planteó un 4-4-2 muy marcado y evidente, el dibujo de Víctor Sánchez se asemejaba más al 4-4-1-1, con Luis Alberto como mediapunta, aunque en ocasiones se veía el 4-4-2 con el malagueño a la altura de Lucas Pérez. Fue Fayçal Fajr el encargado de ocupar la banda derecha para suplir la baja de Laure, que cumplía ciclo de amonestaciones, y obligó a Juanfran a partir desde el lateral diestro.

depor-eibar

4. La jugada que marca el partido es muy rápida. Borja Bastón anota en fuera de juego y Lux pone rápidamente el balón arriba para plantar a Lucas Pérez frente a Asier Riesgo. El portero arrolla al coruñés con las piernas tras tocar el balón con la mano y aunque es una acción muy dudosa, es un penalti muy pitable y por eso Estrada Fernández ni lo duda. Con el gol, Lucas igualó a Bebeto en la historia blanquiazul.

5. A pesar del 1-0, un resultado apretado, el partido estaba siendo controlado por el Deportivo, que al contragolpe tenía las mejores opciones. Sin embargo, en una de esas contras, Luisinho Correia cayó en el área, el árbitro interpretó que había piscinazo y le mostró la segunda amarilla al portugués, que dejaba al equipo blanquiazul 20 minutos con diez jugadores. Dos o incluso los tres puntos se pusieron en peligro.

6. La incertidumbre duró poco en las cabezas de los aficionados, de los técnicos y de los jugadores gracias al gol de Alejandro Arribas a la salida de un córner. El tanto llegó tan solo cinco minutos después de que Luisinho enfilase el túnel de vestuarios y con un cuarto de hora por jugar por lo que el resultado le ponía cuesta arriba al Eibar la remontada. Por cierto, 90 minutos de ensueño de Arribas en defensa.

7. Con el resultado de 2-0 era más sencillo replegarse y defender, aunque se hizo de forma excelente. Víctor planteó un 4-4-1 con dos líneas marcadas de cuatro y un jugador arriba para aguantar la pelota. Primero fue Lucas Pérez y con la salida de Juan Domínguez el que se colocó en esa posición fue un Fede Cartabia que aportó muchísimo al equipo a pesar de saltar desde el banquillo.

8. Utilizo este último apunte para destacar el partido de Juanfran Moreno. El madrileño se ha afianzado en las alineaciones titulares del Deportivo gracias a su regularidad y a su buen hacer en cualquiera de las posiciones en las que Víctor cuenta con él. De volante, de lateral o de interior como hizo en el Camp Nou, ya nadie duda de las prestaciones de un Juanfran que se ha ganado a la afición.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

108 comentarios

  1. Buenos apuntes, como siempre.

    Me gustaría destacar el hecho de que Víctor volvió a sorprender (a mí al menos y creo que también al Eibar) con el planteamiento. En la primera parte apostamos por llegar rápido y les dimos el control de la posesión (que no del partido), cosa que el Eibar no esperaba y a la que efectivamente no consiguió sacar provecho.

    En la segunda parte, con el marcador a favor (incuso con uno menos) vimos un Depor más combinativo que supo atacar con más efectivos, volviendo a sorprender y desactivar a un Eibar que, como viene ya a ser habitual en los conjuntos que se enfrentan a nosotros, fue una sombra de sí mismo.