Apuntes del Murcia-Deportivo

95

La constante crisis del balón parado, el partido de Salomão y Luisinho o los cambios de Vázquez, temas de interés de este análisis sobre el encuentro de ayer.

1. Parece mentira que siendo el Deportivo el mejor visitante de toda la Liga Adelante con 7 victorias en 12 desplazamientos pierda el partido en el que ejecuta su mejor fútbol en los primeros 45 minutos. El Dépor creó mucho juego en la primera mitad ante un Murcia que solo pudo salvarse gracias a la gran actuación de su portero Casto.

2. Pero el fútbol es así. Curioso, caprichoso y extraño. En la primera vuelta el conjunto blanquiazul perdió contra el Murcia 0-1 con gol de Samuel Dorca en una jugada de estrategia y repite resultado y protagonistas 21 partidos después.

3. Lo del balón parado es una losa que no consigue quitarse de encima el equipo de Fernando Vázquez. 13 de los 18 goles recibidos esta temporada es un dato suficientemente significativo para un vestuario en el que, según palabras de su entrenador, “hay discrepancias sobre cómo defender el balón parado”. Se justificó que contra el Sabadell Álex restaba centímetros al actuar de central, pero con Carlos Marchena la historia también se repite.

4. Fijándonos en aspectos positivos y en la buena primera parte, rescato la actuación de los dos hombres de banda que alineó el de Castrofeito. Salomão destaca mucho en una categoría poco acostumbrada a jugadores de esa velocidad y descaro; y Luisinho sigue a un nivel notabilísimo, ofreciendo regate y dosis de carácter en una línea de tres cuartos con poca veteranía y experiencia. Sin embargo, cuando Salomão destacaba por la derecha y Luisinho lo hacía por la izquierda, ‘expediente x’ porque Vázquez los cambió de banda.

5. Ahora sí, vamos a lo negativo. Gris encuentro del chileno Bryan Rabello en la mediapunta del Deportivo. Él era el encargado de hacer olvidar el fútbol que genera Juan Domínguez, sancionado ayer, y más siendo Wilk y Álex los acompañantes en el centro del campo. La verdad es que no estuvo nada fino.

6. No entendí mucho los cambios del técnico gallego. Vázquez dispuso una defensa de tres centrales con Luisinho y Sissoko en los costados, pero tanto Lopo como Marchena como Insua no rompieron líneas de presión y por tanto no crearon superioridades en el centro del campo pimentonero. Fue completamente ineficiente.

7. Tampoco me parece normal que Ibrahimi Sissoko haya tenido minutos cuando se supone que se está poniendo en el tono físico adecuado. No entiendo como un jugador en ese estado de forma puede dejar sin minutos a gente como Arizmendi, Juan Carlos y sobre todo Antonio Núñez, con mucho ritmo de competición.

8. La Liga es larga. Ahora toca superarlo y recuperarse el domingo en Riazor contra el Sporting de Gijón, equipo que le pisa los talones al Dépor.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.