Edu Expósito: “Si fallas y te vienes abajo, este deporte no es el adecuado”

0

Edu Expósito cumple su cuarta temporada en el Dépor. Llegó como un auténtico desconocido y consiguió hacerse un hueco en la primera plantilla a base de trabajo, esfuerzo y su capacidad de dominar el juego desde el centro del campo. Expósito trabajó a destajo este verano para ganarse esta oportunidad y ahora aprovecha cada minuto que tiene sobre el terreno de juego.

¿Acostumbrado ya a eso de “jugador del primer equipo”?

Sólo puedo decir que estoy muy contento de ser jugador del Dépor en todos los sentidos y es el fruto al trabajo tan duro de muchos años que al final tiene recompensa.

Cuántos compañeros tuyos se han quedado en ese largo y duro camino.

Pues muchísimos porque es un camino complicado pero a mí ahora me queda lo más difícil que al final es mantenerse en el fútbol profesional.

¿Eres de los que piensa que lo más difícil es mantenerse?

Sin duda. Puedes llegar y estar un año o dos y luego desaparecer. El objetivo es poder estar el mayor tiempo posible ahí arriba.

Tampoco es fácil estar a caballo entre dos equipos como te pasó el año pasado.

Al principio fue bien. Era consciente de que los viernes cuando no iba convocado con el primer equipo jugaba con el Fabril. Luego llegó el final de temporada en el que dejé de entrenar con el primer equipo y me costó un poco asimilarlo pero al final podía jugar con el Fabril y se me quitó un poco de la cabeza el tema del primer equipo.

Y te vas de vacaciones con alguna incertidumbre.

Uno no desconecta del todo y en mi caso nada más terminar la temporada estaba deseando empezar otra vez. Yo quería que llegara la pretemporada y poder demostrar cosas. Tenía incertidumbre porque el entrenador no me conocía y Carmelo sólo un poco y tuve que demostrarles que podía quedarme en la primera plantilla.

¿Trabajaste por tu cuenta en verano para llegar más fuerte a la pretemporada?

Sí. Mientras estaba en Barcelona estuve entrenando en un gimnasio de confianza donde preparan a jugadores de todo tipo de deportes y tengo claro que me ayudó mucho para llegar a tope al inicio de pretemporada.

Además sabías que Natxo venía con una propuesta muy clara de fútbol.

Tenía claro el sistema que iba a utilizar aquí y me preparé para venir más capacitado a la hora de tener que hacer grandes esfuerzos.

Es un sistema complicado para los del centro del campo.

Es un sistema menos común a día de hoy en el fútbol pero cuando se trabaja está bastante bien.

¿Qué te pide Natxo?

Al final quiere que sea partícipe del rombo y estar en constante movimiento con el balón pero también saber esperar cuando circule. A la hora de defender tengo que ayudar al lateral, hacer basculaciones y es lo principal que requiere este sistema.

¿Te ha costado mucho adaptarte al tema defensivo?

Un poco pero simplemente porque es diferente a lo que he hecho en otras temporadas. Quizás no estaba acostumbrado a saltar tanto pero es cuestión de acostumbrarse y esto al final es fútbol y todo es más o menos igual.

Además has tenido buenos minutos.

Sí. Estoy encantado con los minutos que he tenido y ahora tengo que seguir apretando.

La gente habla muy bien de Edu Expósito.

La verdad es que estoy muy cómodo, tanto en Riazor como fuera porque los compañeros son de diez pero aquí en casa es diferente porque tenemos a nuestra gente y el apoyo es mayor.

Fuera os está costando más.

Jugar fuera de casa siempre es más difícil pero poco a poco vamos a seguir sacando esos puntos que son tan necesarios para nosotros.

Para ascender hay que sumar mucho fuera de casa.

Está claro y tenemos que ser muy regulares y sumar de tres en tres. Tenemos que buscar la estabilidad para llegar al final de temporada con opciones.

¿Olvidado ya lo de Córdoba?

Sí, ya tenemos que pensar en el partido ante el Reus y sumar los tres puntos.

¿Se ha hablado algo en el vestuario del tema de las expulsiones?

Es complicado porque salir de Córdoba con tres expulsiones no es bueno. Tenemos que olvidarnos un poco y centrarnos en ganar al Reus.

De hecho Dani Giménez hizo también autocrítica con el tema de las expulsiones.

Está claro que hay que hacerla porque al final ellos son los que mandan y tienen esas normas y nos pueden expulsar en cualquier momento.

¿Qué te parece que el Comité mantenga la sanción de Pablo Marí?

Sorprende un poco porque en esa acción estamos muy cerca y le decimos que Borja lo tira primero y al final Pablo llega porque el jugador está muy desestabilizado pero ya te digo que son los que mandan y no podemos hacer nada.

¿No te sorprende que quiten la amarilla del jugador del Zaragoza y la de Vinicius y mantengan la de Pablo?

Yo creo que es una manera de reforzar al árbitro pero bueno, no sé muy bien como va el tema de los Comités así que tampoco puedo hablar mucho.

¿Habías vivido algún arbitraje así?

La verdad es que no. Es cierto que hay veces que te has podido encontrar con alguna situación puntual pero no recuerdo algo así.

Y ahora Reus.

Un partido bonito en casa donde tenemos que sacar los tres puntos en casa así que sólo pensar en ganar y sumar.

Parece sencillo por nombre pero han obtenido buenos resultados fuera de casa.

Aquí no hay rivales flojos. Si pensamos que por nombre está todo hecho estamos equivocados.

¿Qué es lo que más te gusta de este Dépor?

El buen ambiente que hay. Vamos todos a uno y estamos en el mismo barco y eso es muy importante.

Muy diferente a lo que viviste el año pasado.

Sí, creo que los resultados también influyen pero ahora mismo estoy encantado con el grupo que hay y espero que todo siga así.

En casa os sentís muy cómodos.

La verdad es que sí. Sólo se nos escaparon esos dos puntos ante el Málaga pero el equipo está muy bien, estamos muy cómodos y la gente aprieta mucho.

¿Cómo se lleva esa defensa tan peculiar a balón parado?

Es la primera vez que defiendo estas jugadas así y mucha gente me pregunta por esa manera de defender. Yo me encuentro muy cómodo porque somos mucha gente ahí dentro y es muy difícil que un jugador remate fácil.

¿Qué te transmite Natxo después de comentar en la entrevista que le hicimos en Riazor.org de que te faltaban cosas todavía?

Soy consciente que todavía me faltan cosas pero quiero dejar ya lo de la adaptación al margen y poco a poco me voy encontrando cada vez más cómodo y ojalá siga así.

Al final es un poco cuestión de confianza.

La confianza es muy importante, ya no sólo por parte del entrenador sino por como te encuentres en el campo. A veces no te sale una acción bien pero hay que seguir. Al final cuanto menos falles más confianza vas a tener pero hay que participar siempre pero no te puedes esconder porque si te escondes al final no vas a tocar el balón y cuando te llegue no vas a tener confianza.

Eres de los que concilia bien el fallo puntual.

Es que al final podemos fallar pero tienes que rehacerte. Si crees que no puedes fallar y en cuanto tienes un error te vienes abajo, este deporte no es el adecuado.

Sólo te falta el gol y eso que lo estás buscando.

Sí. El otro día se me quedaron dos buenas y se me fueron arriba pero espero hacer alguno pronto. En ese tipo de acciones hay que terminar jugada pero espero que pronto sea entre los tres palos porque tengo ganas de conseguir un gol.

Y si es en Riazor mejor.

Pues ya que estamos hablando de esto ojalá que sea mañana ante el Reus y ganemos.

Vamos a hablar un poco de la gente del centro del campo. ¿Cómo es jugar con Álex Bergantiños?

Bien. Es el capitán y el que organiza todo por si alguno se despista. Es la voz cantante y lo lleva muy bien.

Pedro Mosquera.

Un jugador veterano y que está asumiendo ese rol con Álex. Cuando ha jugado ha estado muy bien y todos queremos a ese Mosquera que se está viendo.

Vicente Gómez.

Mucha calidad. Este canario, el pulpito como le decimos, tiene mucha clase.

Michael Krohn Dehli.

Todos conocemos la calidad que tiene y la gran trayectoria en el mundo del fútbol y es muy importante para nosotros.

Didier Moreno.

Le está costando un poco adaptarse pero creo que ha hecho muy buenos partidos cuando ha estado en el terreno de juego y creo que es un jugador que aporta cosas muy buenas al equipo y hay que aprovecharlo.

Y a Edu Expósito.

Ese tiene que seguir creciendo, aprendiendo y sumar todos los minutos que sea posible.

¿Te imaginabas así el fútbol profesional o esto va tan rápido que ni lo piensas?

Esto va a toda velocidad y no te das ni cuenta. Estamos ya en la jornada once y esto vuela.

¿Qué mensaje te guardas de tu familia o amigos cuando vas a Barcelona?

Me dicen que pelee hasta el final y que no me deje nada. Me piden que lo dé todo y trabaje como lo estoy haciendo.

Cuando cuesta tanto llegar se valora más.

Sí. Al final son muchos kilómetros de distancia pero siempre están ahí con mensajes y apoyo y es de agradecer sentirlos tan cerca a través de mensajes y llamadas.

Ya casi eres un coruñés más.

Sí. Llegué aquí hace cuatro años y creo que ya me quedo aquí a vivir.

¿Te podías imaginar algo así cuando llegaste?

No. Ni mucho menos, llegué a la residencia y con ganas de jugar todos los minutos posibles en el Fabril y escalando poco a poco logramos el ascenso y ahora el primer equipo. No me lo podía imaginar, para mí el debut con Pepe fue un gran momento.

¿Cómo es Edu Expósito cuando llegan los momentos menos buenos?

Pues intentando pensar lo menos posible en lo que puede ser malo. Cuanto más pienses más te vas a llenar la cabeza de esos pensamientos .

El otro día al llegar de Córdoba te quedaste a ver el filial y te faltó poco para saltar al terreno de juego.

Bueno, hablo ellos muy a menudo y el vestuario está pegado y normalmente me paso mucho por allí. Ahora están en un momento complicado pero seguro que rápido van para arriba. Fue una pena la marcha de Tito pero los resultados mandan y ojalá vayan para arriba con el nuevo entrenador.

¿Crees que el vestuario del Fabril de estos dos últimos años es un vestuario irrepetible?

Bueno, siempre depende un poco de los jugadores y creo que con la humildad que siempre ha habido en ese vestuario se pueden conseguir grandes cosas. Si alguno se viene arriba es cuando las cosas pueden ir peor.

Pero teníais un feeling especial en estos últimos años.

Sin duda. La sintonía era muy buena y nos llevábamos muy bien. Todo ello hizo que lográramos grandes cosas.

Y te llevaste de la mano a Diego Caballo después de una pretemporada espectacular.

La verdad es que vino con muchas ganas de quedarse y lo logró con su gran trabajo y los buenos partidos que hizo.
Es una gran noticia que estemos los dos ahí arriba.

¿Quién ha sido tu gran apoyo en el vestuario del primer equipo en esos momentos más difíciles?

Aquí ahora mismo no he tenido ningún mal momento y todo ha ido bien. Es cierto que a veces no juegas o no vas convocado pero siempre estoy con buen ánimo y sabiendo que hay que seguir apretando para jugar más minutos.

¿Y consejos?

Casi todos me dan su visión. No importa la demarcación, todos me están ayudando para pulir las cosas que me faltan.

Ya lo hablábamos antes pero que importante es tener un buen vestuario.

Es básico ese buen feeling dentro de un vestuario. Al final vienes de casa y vas contento al entrenamiento y ves a los compañeros. A veces tienes dos días libres y ya estás con ganas de ir, de reírte y de trabajar juntos.

¿Quién es el alma de la fiesta?

La verdad es que hay mucho graciosillo dentro del vestuario pero no destacaría a ninguno por encima de otro. Todos tienen su lado gracioso.

¿El gran objetivo es el ascenso?

El objetivo está claro que es ascender pero tenemos que ir jornada a jornada para que se pueda conseguir y no hay que pensar en esa meta tan larga porque son muchas jornadas y prefiero ir paso a paso.

¿Qué mensaje le mandas a la afición?

Sólo les pido que sigan apretando y que cuando lleguen los equipos a Riazor digan que no pueden más porque el campo se les hace muy grande y la afición aprieta de la ostia.

Sobre el Autor