fbpx

Arsenio Iglesias, 90 años de alguien que tuvo “mucho que decir”

0

Quería escribir algo épico, emotivo, a la altura de la persona a la que este artículo pretende homenajear. Curiosamente, a alguien que siempre escapó de homenajes y de ser el centro de atención. Sin duda, las mejores frases de esta columna serán las que salieron de su propia boca. La de un Arsenio Iglesias que hoy cumple 90 años, uno de los culpables de hacer disfrutar a una generación que comenzó en esto del deportivismo en la grada de ‘especial Niños’.

Justo antes de empezar a escribir estas líneas, puse el vídeo de la despedida de Arsenio Iglesias en Riazor. Ese día en el que los Blues no se marcharon del campo hasta que el Zorro de Arteixo volvió a salir para llevarse el cariño en su último partido como entrenador del Deportivo. “Me voy para que luego puedan darme un abrazo y no me maldigan en agosto. Lo que no quiero es que nadie me maldiga”.

En mi época de adolescente, estuve un año jugando en Arteixo, haciendo que mis padres tuviesen que llevarme tanto a los entrenamientos como a algún partido. Recuerdo que en varios de esos viajes nos cruzamos con Arsenio Iglesias corriendo por allí. El entrenador del Deportivo seguía siendo fiel a sus hábitos y costumbres, pese a que estaba haciendo historia con un equipo que poco a poco iba conquistando cada vez más aficionados a lo largo de todo el país.

Son curiosas también las vueltas que da la vida. En estos momentos, y salvando las distancias, veo ciertos paralelismos entre Arsenio Iglesias y Fernando Vázquez. Dos entrenadores con una personalidad muy marcada, que han vivido varias épocas en el club y también parte de los episodios más oscuros. Y recurro al Zorro de Arteixo de nuevo, “discuten a Sacchi o Parreira, ¿cómo no me van a discutir a mí?”. Y es que al final el fútbol va de eso, todos llevamos dentro un entrenador, una parte de director deportivo, y también un porcentaje de presidentes.

No se trata de “limpiar la imagen” de Fernando Vázquez como he leído estos días. Se trata de dejar trabajar y de confiar en los proyectos. En su momento se pidió la cabeza de Arsenio y la de tantos otros. Cierto es que los equipos se construyen con “orden y talento” y que “a falta de talento, con mucho orden”. Pero esta máxima también debería apuntar hacia arriba. El orden debe existir en todos los estamentos y, sobre todo, definir una línea clara.

En definitiva, “mucho que decir y poco que contar”, en un artículo que pretendía ser un homenaje a Arsenio Iglesias. Feliz cumpleaños y gracias por hacernos soñar, míster.

Sobre el Autor

Al frente de riazor.org desde hace más de dos décadas. Además de informático, hice la carrera de periodismo en la Universidad de La Rioja. Cuando no estoy escribiendo aquí, trabajo como consultor SEO en diversos proyectos.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Bloqueador de publicidad detectado

Hemos detectado que estás usando extensiones para bloquear los anuncios. Esta página web se financia gracias a los anuncios de publicidad, con lo que te rogamos que los desactives para que podamos seguir trabajando de forma diaria.

Recargar