De amistoso poco, o nada

183

El conjunto blanquiazul finaliza la gira británica con otro empate sin goles exigente donde saltaron chispas entre gallegos y galeses.

Víctor Sánchez del Amo enfocó el partido como lo que era: el compromiso más serio de la pretemporada herculina. O al menos eso dio a entender con el once que dispuso, compuesto por Fabricio en la portería; Laure y Fernando Navarro en los laterales, Lopo y Arribas como pareja de centrales, Mosquera y Álex Bergantiños en el doble pivote, línea de tres cuartos con Luisinho, Luis Alberto y Juanfran y Oriol Riera en punta de ataque.

El comienzo del partido sorprendió a la expedición blanquiazul. Y es que la primera jugada sobre el tapete del Liberty Stadium fue toda una declaración de intenciones: entrada durísima a Juanfran que por momentos hizo temer por la integridad de su pierna izquierda. De amistoso poco, o nada.

El Swansea, primer sparring serio en la pretemporada coruñesa, exhibió intensidad en la presión, orden en el centro del campo y sobre todo más rodaje. La figura del acorazado Jonjo Shelvey destacó por encima del resto: galones, músculo y potencia para ser dueño y señor de la medular.

Sin llegar de forma clara, el conjunto galés fue el claro dominador de los primeros cuarenta y cinco minutos. El Deportivo se limitaba a solventar las embestidas con oficio, pero en ataque las prestaciones fueron más bien limitadas. Los datos cantan: el primer y único córner en la primera parte a favor de los deportivistas se produjo en el 45’.

Tras la reanudación, el guion fue ligeramente diferente. El Swansea apretó en los primeros compases, pero el Deportivo supo leer el partido y fue de menos a más. Gran culpa de ello la tuvo Luis Alberto -el mejor de los blanquiazules- que protagonizó las principales acciones de peligro. El mediapunta deportivista regaló destellos de calidad y visión de juego, pero además exhibió compromiso en defensa.

Así las cosas, el colegiado L. Evans se encargó de enturbiar el encuentro con la permisividad ante el duro juego galés, pero sobre todo en el último tercio de partido, cuando dejó de señalar dos manos claras en el área del Swansea. La gran tangana que se formó tras el segundo penalti no pitado deja entrever la tensión que reinó entre ambos equipos durante los noventa minutos. A partir de ahí, la excepción de varias jugadas aisladas, el Deportivo desapareció en ataque. El conjunto galés pegó un arreón final que culminó en una gran ocasión del surcoreano Ki Sung-Yuen -uno de los más destacados en las filas del equipo local-, que envió su disparo a las nubes. Y final del partido. Bandera blanca, por fin.

FICHA TÉCNICA

Swansea City AFC 0: Fabianski, Naughton, Federico Fernández, Taylor, Ashley Williams, Routledge (45′ Montero), Ki Sung-Yueng, Cork, Shelvey (45′ Sigurdsson), Ayew (73′ Eder) y Gomis (73′ Dyer).

R.C. Deportivo 0: Fabricio (45′ Lu), Laure (74′ Cani), Lopo, Arribas, Navarro, Álex (74′ Juan Domínguez), Mosquera, Juanfran, Luis Alberto, Luisinho (67′ Cardoso) y Oriol Riera.

Árbitro: L. Evans (UK).

Liberty Stadium, 12.292 espectadores, con aproximadamente medio centenar de aficionados blanquiazules.

Sobre el Autor