El canario que no triunfó en A Coruña

64

El Dépor cerrará jornada el próximo lunes, visitando el Benito Villamarín para enfrentarse al Betis de Rubén Castro. El empate ante el Athletic evidenció que la salvación no será tan sencilla como parecía, después de cuatro triunfos consecutivos.

El Betis será un rival incómodo. El conjunto de Pepe Mel está rindiendo a un nivel excepcional y, con un aceptable final de Liga, podría alcanzar posiciones europeas. Esta semana quiero enfocar mi texto hacia el jugador que marca las diferencias en el equipo verdiblanco: Rubén Castro.

El futbolista canario perteneció al Dépor durante seis temporadas, cinco de las cuales actuó como cedido en diferentes equipos. Tras su explosión en el Betis, muchos se preguntan por qué Rubén Castro no triunfó en el Dépor. Lo más sencillo es criticar al entrenador de turno justificando su estancamiento en decisiones de los técnicos. Partiendo de que esa primera premisa me parece aceptable, creo que hay que ir más allá. Rubén Castro llegó al Dépor con 23 años, y fue su primera experiencia fuera de su isla natal. Su cesión al Albacete finalizó con tres tantos y, a pesar de ello, el Dépor lo repescó y lo incluyó en su plantilla la temporada siguiente. Castro disputó un total de 25 partidos en los que logró cuatro goles, una cifra poco prometedora para sellar su continuidad. Su falta de continuidad en un mismo equipo y una cierta desmotivación personal, provocaron que el canario deambulara por el fútbol español hasta su llegada al Betis.

En Sevilla, Rubén Castro se ha convertido en un goleador con números espectaculares. Su madurez ha influido mucho en el salto cualitativo de un buen futbolista, que dista mucho del jugador que llegó al Deportivo.

El delantero tratará de hacer daño a un Dépor que debe recomponer la zaga, tras la baja de Marchena. Kaká y Aythami fueron los elegidos la semana pasada para frenar a Fernando Llorente. Ahora tienen un jugador enfrente completamente antagónico, y buena parte de las opciones de triunfo, el próximo lunes, pasan por frenar “al canario que no triunfó en A Coruña.”

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.