Invitado ejemplar

503

Resultaba complicado esperar que el Dépor pudiera mantener la mala racha del Madrid de cara al gol en el Bernabéu. Primero por la fragilidad mostrada a lo largo del curso, y después por las bajas en el eje de la zaga. Más cosa de lo primero que de lo segundo, pero el conjunto blanquiazul apenas pudo soñar unos minutos, dando incluso la impresión de sentirse culpable por empezar ganando.

Porque aguantó bien hasta que se adelantó en el marcador. De nuevo con el tridente generando. Andone peinó un saque de banda, Lucas centró y la empujó Adrián. Cuando juntas a los buenos no necesitas mucho para crear ocasiones. Eso sí, Cristóbal debe resolver los problemas de concentración de una vez por todas, porque siguen lastrando al equipo.

El Madrid se fue desbocado tras el 0-1 y tuvo varias para empatar antes de que Nacho lograra la igualada. Rubén se resarció del error ante el Valencia y sacó dos buenas manos, pero nada pudo hacer ante la enésima desconexión. Tras un saque de esquina en corto, la defensa dejó a Marcelo sólo en el área, que cedió atrás para que el central sólo tuviera que cruzar el balón.

Entregados ya a las escasas salidas a la contra, con poca precisión y muchos errores, el Dépor encajó el segundo minutos después. Guilherme dejó un pase a medias entre Borges y Lucas que acabó en las botas de Casemiro. La jugada terminó con un centro de Marcelo que recogió Bale en el segundo palo y lo mandó a la escuadra con un disparo imparable.

El segundo tiempo no empezó mejor para los coruñeses, que además de ver cómo el Madrid seguía cargando se quedó sin Mosquera, lesionado. Avisaron Cristiano, Marcelo y Casemiro, este último negado por otro paradón de Rubén. No falló Bale, que sigue encontrando en el Dépor su particular bálsamo. Esta vez en un saque de esquina, la poco contundencia volvió a quedar patente, con el galés rematando solo un centro al que si no llegaba él lo haría Varane.

Con media hora por delante, quedaba por saber si el equipo iba a tirar de orgullo para no llevarse un saco, o se dejaría ir. Obviamente fue lo segundo. Porque el Madrid llevaba esperando un invitado tan amable mucho tiempo y no bajó el pistón. Las imprecisiones con la pelota continuaron por parte deportivista y hay caramelos que el Madrid no desaprovecha. Modric puso el cuarto en una contra con una bonita rosca desde la frontal.

Del Dépor apenas volvió a haber noticias en el área de Keylor. Adrián desapareció tras el gol y la entrada de Çolak no hizo más que engordar la lista de pérdidas de balón. Sólo Lucas lo siguió intentando y le puso un buen balón a Andone, pero el rumano falló dos ocasiones casi consecutivas de manera inexplicable. No perdonó en el otro fondo Cristiano, que hurgó en la herida blanquiazul con dos tantos más, ni tampoco Nacho, poniendo el séptimo y firmando una nueva humillación del Dépor.

FICHA TÉCNICA

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Modric (Kovacic, min.73), Casemiro, Kroos; Bale (Lucas Vázquez, min.81), Mayoral (Benzema, min.64), Cristiano Ronaldo.

RC Deportivo: Rubén; Juanfran, Schär, One, Luisinho; Mosquera (Expósito, min.48), Guilherme, Borges (Çolak, min.54); Lucas Pérez, Andone (Carles Gil, min.79), Adrián.

Goles: 0-1: Adrián (min.23). 1-1: Nacho (min.32). 2-1: Bale, min.42. 3-1: Bale (min.58). 4-1: Modric (min.68). 5-1: Cristiano (min.78). 6-1 Cristiano: (min.83). 7-1: Nacho (min.88)

Árbitro: Fernández Borbalán. Amonestó con tarjeta amarilla a Andone, Lucas en el Dépor.

Incidencias: Estadio Santiago Bernabéu. Partido correspondiente a la jornada 20 de Primera División.

Sobre el Autor