La mejor primera vuelta de la historia

61

El Barcelona derrota al Málaga, se supera a sí mismo y culmina la gesta con 55 puntos de 57 posibles. El Atlético le sigue de lejos y el Madrid, que empató en Pamplona, se queda ya muy lejos a 18.

Enumerar los récords individuales y colectivos de este Barcelona comienza a ser misión imposible. El fin de la primera vuelta en la Liga BBVA sirvió para redondear unos números de escándalo, en los que los culés ganaron todos los partidos, salvo el empate ante el Real Madrid en la jornada 7. Su última víctima fue el Málaga, que cayó por 1-3 con tantos de Messi, Cesc y Thiago para los de Vilanova y de Buonannotte por parte local. Con ello, aumentan la distancia con el conjunto merengue, que empató ante Osasuna sin goles. No así el Atlético de Madrid, que resurgió para demostrar que sigue presente en la sombra gracias a las materializaciones frente al Zaragoza de Tiago y Falcao, este último de penalti.

Cuarto, también en posiciones con acceso a la Champions League, está un sorprendente Betis que volvió a ganar gracias al buen tanto de Campbell y a un enrachado Rubén Castro; con este tropiezo, el Levante cae fuera de posiciones europeas en detrimento del Rayo Vallecano, el otro equipo revelación del año que superó al Athletic de Bilbao; Lass y Piti adelantaron a los madrileños e inutilizaron el posterior tanto de San José. Además, el Valencia prosigue con su escalada debido al doblete de Roberto Soldado, que sirvió para rubricar el 2-0 que terminó con el periplo de Míchel al frente del Sevilla.

Por su parte, el Deportivo supo sufrir con uno menos durante media hora para sacar un 1-1 de su enfrentamiento con la Real Sociedad en Anoeta; Pizzi y Carlos Vela fueron los autores respectivamente. Ese resultado, sumado a su victoria contra el Celta con gol del recuperado Sergio García, permitieron al Espanyol abandonar los puestos de descenso.

Quien sigue en las posiciones más bajas de la tabla es el Mallorca de Joaquín Caparrós, que sucumbió por 3-1 ante el Valladolid de un soberbio Ebert, que anotó dos goles y le regaló una asistencia a Óscar para que la diana bermellona de Víctor Casadesús fuese insuficiente. Por último, cerró la jornada el duelo entre Getafe y Granada, que se saldó con un 2-2 sobre la bocina; Juan Rodríguez y Paco Alcácer fueron los anotadores azulones, pero el colegiado Álvarez Izquierdo decreto dos penas máximas por manos que permitieron a Siqueira igualar la contienda y llevar un punto de vuelta para Andalucía.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.