Lopo se resiste a colgar las botas

22

Alberto Lopo, exfutbolista del Deportivo, se resiste a dejar el fútbol pese a que en el pasado invierno abandonó el balompié profesional tras una última etapa en el Nástic en la que apenas dispuso de oportunidades. El pasado fin de semana, animado por su grupo de amistades, decidió enfundarse la camiseta del Pubilla Casas en la Tercera Catalana.

En un campeonato humilde, el veterano deportista de 37 años disputó 90 minutos en una posición que no fue la habitual durante su carrera en la élite -defensa central-, y se colocó como mediocentro del conjunto de L’Hospitalet. Su nuevo equipo venció al Sector Monsterratina por 4-3.

El jugador, que vistió la camiseta del Deportivo en dos etapas diferentes -del 2006 al 2011 y posteriormente del 2013 al 2016 tras pasar por el Getafe– disputó más de 400 partidos en la máxima categoría del fútbol español. Con el club coruñés, fue un habitual en el centro de la zaga hasta que abandonó la nave herculina en la temporada 2015-2016 tras una campaña en la que perdió protagonismo y se vio envuelto en polémicas que cuestionaron su falta de implicación.

Seguramente, entre sus mayores éxitos como deportivista, está el tanto que consiguió en la campaña 2014-2015 en San Mamés en el último suspiro que permitió a los de Víctor Sánchez del Amo sumar un valioso punto para finalmente poder sellar la permanencia. Ahora, aprovecha su experiencia para disfrutar del fútbol de una manera mucho más humilde y modesta, y entre sus planes de futuro está el de formarse para poder ser entrenador.

Sobre el Autor