Los fichajes siguen sin llegar

0

A diferencia del resto de equipos implicados en la lucha por descenso, el Deportivo todavía no ha movido ficha en materia de fichajes. El conjunto gallego necesita reforzarse a consciencia en varias posiciones para no pasar apuros a final de temporada, pero las incorporaciones parece que llegarán con cierto retraso.

Desde que el mercado se reabriera el pasado 1 de enero, el Dépor aún no ha materializado ninguna de las operaciones en que anda inmerso. Son varios los jugadores que suenan para reforzar el bloque de Cristóbal Parralo, aunque todos por confirmar. Al menos de puertas hacia adentro, hay unanimidad en cuanto a las características de los jugadores. Deben reunir un perfil más defensivo que ofensivo a fin de cortar la sangría de goles en contra, que coloca a los coruñeses en las apuestas como candidatos a descender para las cuotas deportivas. Con 35 goles en contra en 18 partidos disputados, el Dépor es el segundo equipo más goleado de la categoría solo por detrás de Las Palmas, colista. En este sentido, suena Carlos Martínez como posible incorporación para el carril derecho. El zaguero de la Real Sociedad ha perdido protagonismo en el bloque ‘txuri-urdin’ desde la eclosión de Álvaro Odriozola y su destino podría estar en La Coruña.

Difícil mes de enero por delante

Sin embargo, Parralo necesita algún refuerzo más para reconducir la situación ante los movimientos que sí han realizado sus rivales directos. Sin ir más lejos, el Alavés ha cerrado la llegada de Guidetti para su ataque, Alberto Bueno ya está a las órdenes de Míchel y Paco Jémez ha dado vía libre al retorno de Jesé Rodríguez. De momento, las noticias corresponden a las salidas. Alejandro Arribas y Saúl han abandonado el barco ante la falta de oportunidades dentro del bloque coruñés, por lo que haría falta la llegada de, al menos, un defensor más para llegar al cupo de futbolistas con el que se inició la temporada.

El Deportivo solo cuenta con un punto de ventaja sobre el descenso y vienen curvas. Los blanquiazules, que empezaron el año con un empate ante el Villarreal, se enfrentan consecutivamente al Valencia y al Real Madrid antes de recibir al Levante, un equipo de su liga, en Riazor el próximo 28 de enero. Llegar a ese duelo directo con seis puntos más en el casillero se antoja misión complicada, por lo que si los de abajo cambian de inercia el Dépor podría verse relegado al descanso antes de la cita clave con los ‘granotas’.

Desde el regreso a Primera División en 2014, el sufrimiento ha acompañado al Deportivo en cada una de las tres temporadas completas en este periodo. Cerró tanto la campaña 2014/2015 como la 2016/2017 con un decimosexto puesto y en la 2015/2016 no le fue mucho mejor, ya que terminó decimoquinto. La situación no difiere mucho de la actual porque solo cuenta 16 puntos a falta de una jornada para el final de la primera vuelta.

 

Sobre el Autor