Scaloni: “En los derbis no hay que jugar bien, ¡hay que ganar!”

278

Lionel Scaloni es sin duda uno de los mayores apasionados jugadores que el Deportivo ha tenido en su historia. Llegó sin hacer mucho ruido y acabó conquistando el corazón de toda una ciudad con su lucha, entrega y esfuerzo en cada balón, dentro y fuera del campo. El argentino quiso desvelar a Riazor.org sus pensamientos de cara al derbi.

Nueve temporadas en el Deportivo (1997-2006) le han valido para posicionarse como el undécimo jugador con más encuentros con la elástica blanquiazul. Más de 16.200 minutos de pasión sobre el campo, 16 goles y 9 derbis a sus espaldas. Lionel Scaloni (Rosario, Argentina; 1978) vivió en sus carnes y de primera mano un título de Liga, dos Supercopas de España, la noche mágica del Centariazo y el derbi más recordado de los últimos años: el 0-5 en Balaídos. Desde la distancia, todavía lleva al Dépor en su corazón y en la semana del derbi más que nunca. Con él en el campo se ganó el último clásico gallego.

¿Dónde vivirá Leo Scaloni el derbi?

Estoy intentando encontrar la forma de ir a ver el partido. Si no, lo viviré en mi casa de Roma.

El Dépor no volvió a ganar un derbi sin Scaloni en el campo, temporada 2005/06, 0-3 en Balaídos ¿vaya coincidencia no?

Sí que es una coincidencia, además de que no se jugaron muchos más porque el Celta estuvo en Segunda los ultimos años.

¿Falta esa garra y entrega que le ponía usted o esa tensión en el campo?

No sé si falta esa garra o tensión, pero lo que sí sé es que esos derbis eran impresionantes porque los dos equipos tenian grandes jugadores y a nivel español eran derbis muy seguidos. En los derbis no hay que jugar bien, ¡hay que ganar!

Aspas hacía referencia esta semana a un partido en el que ustedes ganaban por 0-2. Dijo que se alegró de la patada que Vagner le dio a Tristán y que aplaudió. ¿Qué opinión le merece un aficionado (ahora jugador) así?

Opino que él, como aficionado en ese momento, estaba cansado de que el Dépor ganara los derbis.

¿Qué recuerdo tiene de los derbis con el Celta?

La mayoría bonitos, sobre todo aquel gol del ‘Turu’ Flores en Riazor, en un partido de Copa en el minuto 118.

¿Qué entrenador de los que tuvo arengaba más al vestuario en estos partidos?

Los técnicos que tuve fueron tres, y la verdad que no hacía falta que nos arengara porque ya estaba todo dicho.

¿Tenía usted algún pique especial con algún jugador? ¿Cómo vivió los piques Djalma – Mostovoi?

Algunas veces tuve roces con Juanfran, pero nada importante. Los piques entre Djalma y Mostovoi quedarán en la historia del futbol español, no solo gallego. Antes del partido ya sabíamos que Djalma iba a hacer su papel y siempre conseguia desquiciarlo.

En el 2001, usted entra como recambio por un Manuel Pablo lesionado de gravedad tras una entrada de Giovanella, ¿cómo vivió aquel momento terrorífico para el canario?

Sinceramente, es uno de los momentos más complicados que me tocó atravesar, porque entrar por un amigo sabiendo lo que tenía e intentar jugar como si no pasara nada era durísimo.

En ese partido, tras ir perdiendo 0-2 se acabó empatando en 10 minutos mágicos. Todo un homenaje para su compañero lesionado, ¿no?

No sé si homenaje, pero sí que despues de ese momento te aseguro que fue duro seguir.

En nueve derbis que disputó no marcó ningún gol, ¿le quedó clavada una espinita?

La verdad es que que me hubiera gustado marcar en un derbi, pero los encargados eran otros.

Y sólo vio 4 amarillas, ¿estaba más centrado en ganar que en repartir?

Siempre fui un jugador de carácter, pero nunca mal intencionado. Por eso lo de las pocas amarillas en el derbi, además de solo tres expulsiones en toda mi carrera

El año que se ganó la Liga, no pudo disputar ningún derbi, ¿se quedó con las ganas? Luego sí se acordó del eterno rival desde el balcón del Ayuntamiento.

El año que ganamos la Liga no jugué ni la ida ni la vuelta. Lo del Ayuntamiento fue algo espontáneo. Luego en frío te das cuenta que has cometido un error, aunque lo que hice fue cantar una canción de los Blues.

Su primer derbi (1997/98) lo perdió en Vigo 2-1 con un equipo lleno de canteranos y muchas bajas, ¿cómo lo recuerda?

Ese derbi no merecimos perderlo, sobre todo porque hicimos un buen partido. Ellos estaban con todos sus jugadores y a nosotros nos faltaban varios.

¿Cúal es el derbi que mejor recuerda?

Sin duda, el 0 a 5. Éramos dos grandes equipos y ganar así en Balaídos fue algo histórico.

¿Cómo ve al Deportivo este año?

Veo que todos le juegan como si fuera el rival a batir y eso no es fácil. Tiene el papel de favorito y tiene equipo para serlo.

¿Cuál cree que será la clave de el partido del domingo con un Celta al alza y un Dépor que siembra dudas?

La clave será el ambiente de Riazor. Eso sumado a los buenos jugadores que tiene el Dépor es una mezcla buenísima.

Como uno de los jugadores más queridos por la grada, ¿qué le diría a la afición de cara al domingo?

A la afición hay que agradecerle todo lo que esta haciendo por el equipo, y está demás decirles que tenemos que demostrar quién es el equipo más grande de Galicia.

Sobre el Autor

01/01/1981

Comentarios están cerrados.