Uno por uno: Barcelona – Deportivo

679

Análisis individual de la actuación de los jugadores del conjunto herculino frente al equipo dirigido por Luis Enrique.

El Deportivo consiguió el milagro de la permanencia tras empatar con el Barcelona (2-2) en el Camp Nou, en un partido en el que fue claramente de menos a más. Cuando dejó atrás los nervios, compitió como equipo, aprovechó sus individualidades y logró remontar un 2-0 en contra para continuar en Primera.

Laure: 7. Muy concentrado desde el pitido inicial y especialmente fuerte en los duelos individuales. La lesión de Canella lo obligó a jugar la mayor parte del partido como lateral izquierdo, pero no bajó el nivel.

Lopo: 7. Contundente en el juego aéreo y siempre bien colocado para evitar las acometidas culés. Ejerció de veterano y comandó con acierto a la zaga del Deportivo en un partido en el que tener la cabeza fría era fundamental.

Sidnei: 7. De nuevo, el mejor socio de Lopo. Tuvo un par de fallos a la hora de ‘tirar’ el fuera de juego -como en el segundo gol culé-, pero también estuvo providencial para cortar en el último momento varias acciones de peligro del Barcelona.

Canella: s.c. Volvió a jugar cinco meses después, pero una lesión en el hombro izquierdo le hizo abandonar el campo en el minuto 39. Mala suerte para el lateral asturiano, que antes había estado correcto en defensa y ‘fallón’ en el pase.

Borges: 6. Completó un buen partido en tareas defensivas, mientras que su aportación al juego de ataque de los suyos fue de menos a más, a medida que creció el equipo. En la segunda parte se acercó con frecuencia al área contraria e incluso participó en el primer tanto blanquiazul.

Álex B.: 7. Jugó 39 minutos en su posición natural, en la que se dedicó sobre todo a defender debido al dominio absoluto del Barcelona en el primer tiempo. Tras la lesión de Canella, le tocó ejercer su papel de chico para todo y ocupar el lateral derecho. No desentonó, sino que estuvo muy bien en la anticipación y acertado a la hora de subir al ataque. Inició la jugada del 2-1 con un gran pase a la espalda de la zaga culé.

Juan Domínguez: 6. Apenas pudo hacer lo que más le gusta, asociarse, pero trabajó bien en tareas defensivas en su regreso al centro del campo. En el minuto 61, Víctor lo cambió para arriesgar más tras el segundo gol barcelonista.

Salomão: 7. De los pocos que intentó algo en ataque durante el primer tiempo, en el que se desgastó defensivamente y llevó el balón a las inmediaciones del área rival con su velocidad. En la segunda mitad pasó de la banda derecha a la izquierda, mantuvo su rendimiento y cerró su buen partido con un disparo inapelable para Masip que dio la salvación al Dépor.

Cavaleiro: 6. Supo entender que su trabajo ayer era más defensivo que ofensivo, al menos en los primeros dos tercios de partido, y lo cumplió a la perfección. En la segunda mitad participó más en ataque que en la primera y se asoció bien, aunque apenas generó peligro con sus desbordes.

Lucas Pérez: 8. Como referencia ofensiva, el coruñés casi no apareció hasta que el Deportivo dio el paso adelante en la segunda mitad para ir a por el partido. Protagonizó las acciones más desequilibrantes de su equipo a lo largo de todo el choque, y dejó patente su calidad con el control y posterior disparo a la escuadra que revivió al Deportivo. Acabó agotado y casi sin gemelos.

Medunjanin: 7. Entró en sustitución del lesionado Canella y tomó el mando del centro del campo herculino. Se ofreció en todo momento y miró siempre hacia delante, buscando ganar metros con sus combinaciones. Estuvo muy acertado y su equipo lo agradeció.

Oriol Riera: 6. Saltó al campo a falta de media hora para aportar más presencia ofensiva al ataque del Deportivo, y lo consiguió. Luchó como siempre y apoyó a sus compañeros con su buen juego de espaldas.

José Rodríguez: s.c. Entró en el minuto 85 con el único objetivo de defender. Tuvo tiempo de tocar el balón un par de veces.

EL MEJOR

barcelona_deportivo_fabricio

Fabricio: 10. El héroe de la salvación. Si el Deportivo está hoy en Primera División es, en mayor medida, gracias a él. El guardameta canario culminó su inolvidable temporada con una actuación mágica en el Camp Nou, donde con 1-0 realizó una doble intervención a Messi y a Pedro todavía difícil de creer. Posteriormente, repitió hazaña ante Neymar y Xavi y se mostró muy seguro en todas las acciones en las que se le necesitó.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

Comentarios están cerrados.