Borja Valle se gana el puesto a base de efectividad

0

Algo más de tres meses después, Borja Valle regresó a la titularidad el pasado sábado ante el Numancia y no dejó pasar la ocasión de reivindicarse de la mejor manera posible para cualquier delantero, con un gol. Tercer tanto en la cuenta del berciano en lo que va de temporada que le sirve para presentar sus credenciales en la lucha por hacerse un hueco en el once de Natxo González, y al mismo tiempo le convierte en el futbolista del Deportivo más efectivo de cara a puerta.

Tal y como indican las estadísticas, las tres dianas de Borja Valle lo sitúan, junto a Domingos Duarte, como el tercer máximo realizador del Deportivo, y solo por detrás de Quique González (9) y Carlos Fernández (7). Sin embargo, el berciano es el futbolista blanquiazul con mejor promedio realizador, ya que de la comparativa entre goles y minutos disputados se desprende que anota un tanto cada 116 minutos de juego. Le siguen en este particular ránking Quique González, con un gol cada 131 minutos, y Carlos Fernández, que sale a una diana cada 145 minutos de juego.

Esta cifra viene a refrendar la importancia de un futbolista que ha vivido un primer tercio de temporada muy difícil. Su buen papel en el tramo final del pasado año alimentó la esperanza de que Borja Valle se convirtiese en una de las piedras angulares sobre las que cimentar el nuevo proyecto blanquiazul. Sin embargo, su continuidad en A Coruña fue una incógnita hasta pocos días antes del cierre de mercado, momento en el que club y jugador alcanzaron un acuerdo para prolongar su vinculación un año más.

El inicio de temporada estuvo a la altura de las expectativas, pero una fisura en el dedo meñique del pie derecho sufrido en el choque ante el Tenerife le mantuvo alejado de los terrenos de juego durante cinco jornadas. Su reaparición tuvo lugar contra el Elche, y el berciano tan solo necesitó unos minutos para reencontrarse con el gol.

Sin embargo, la felicidad le duró muy poco ya que tan solo una semana más tarde se encontró con un nuevo contratiempo, esta vez a raíz de la expulsión sufrida en el polémico duelo ante el Córdoba, y por la que fue sancionado con cuatro partidos. Una vez cumplido el castigo, Borja Valle se reintegró en la dinámica del equipo frente al Rayo Majadahonda y el pasado sábado regresó a la titularidad por la puerta grande, con gol y asistencia contra el Numancia.

Así las cosas, el punta berciano tan solo acumula esta temporada 349 minutos repartidos en 7 partidos, pero la baja de Carlos Fernández hace que en las próximas jornadas se le presente una ocasión inmejorable para disponer de la siempre anhelada continuidad. Será el momento perfecto para que Borja Valle se reivindique como uno de los estandartes del conjunto blanquiazul en el difícil camino hacia el ascenso.

Sobre el Autor