fbpx

El 2020 del Dépor ABANCA, en resumen

0

Quizá el año mágico del Dépor Abanca, el más completo de su corta historia, sea el 2019. Por el qué y el cómo, por los resultados y las sensaciones. Sin embargo, fue en este 2020 cuando el Deportivo terminó la liga como cuarto clasificado. Y eso es mucho decir. En el lapso que va de enero a diciembre, el equipo coruñés ha tenido muchos sinsabores, se despide siendo colista, pero hay otros momentos que merecen ser recordados de nuevo. Más que nada, para que el presente no haga borrar el pasado.

El primero de ellos, cronológicamente, tuvo lugar en febrero: el Estadio de Riazor abrió sus puertas por vez primera para acoger un partido oficial del Dépor ABANCA. Escenario habitual del Teresa Herrera cada verano, en febrero se estrenó en la Copa de la Reina. Y lo hizo por todo lo alto: el equipo de Manu Sánchez protagonizó una noche mágica derrotando por 7-2 al Valencia. Peke, con un póker, fue la gran estrella y dio así comienzo a su mejor racha como futbolista profesional: 10 goles en 4 partidos.

”Barça, Madrid, el Dépor ya está aquí”

En la siguiente ronda de copa, en cuartos, el Deportivo quedó emparejado con el Barça. “A partido único, en el Johan Cruyff”. Hay películas de terror que asustan menos. No en vano, el equipo de Lluís Cortés promedió en 2020 4’85 goles por partido cuando jugó como local. Pero ni la estadística ni la superioridad del rival detuvieron al Dépor. Durante 119 minutos, el equipo coruñés resistió, y a punto estuvo de llegar a los penaltis. Solo un gol de Hamraoui en el último suspiro de la prórroga lo evitó (1-0).

No conforme con eso, cuatro días más tarde, el Deportivo se plantó en la Ciudad Deportiva de Valdebebas y arrasó con otro gigante: el Tacón. Esa fue probablemente la victoria más épica del año y de la liga. En el minuto 81, el equipo blanquiazul perdía por 3-0. En el 90’, ya había remontado (3-4). Un doblete de Michelle Romero, un gol de Kika y otro de Maya pusieron patas arribas al futuro Real Madrid. Tremenda hazaña. “Barça, Madrid, el Dépor ya está aquí”, que diría Lendoiro.

El Dépor ABANCA, en Riazor. Foto: Laura Santos

El recién ascendido termina cuarto

Ese de Valdebebas fue el último partido de la 2019-20 para el Dépor. Apenas un par de meses más tarde, el 8 de mayo, en plena crisis sanitaria, se confirmó la noticia que nadie quería oír: la Primera Iberdrola quedaba oficialmente suspendida. Al no tratarse de una competición profesional, la RFEF decidió darle carpetazo. De ese modo tan artificial, el Dépor Abanca certificó su cuarto puesto, solo superado por Barcelona, Atlético y Levante. ¿Qué hubiera pasado si la liga se reanudase? ¿Bajaría el ritmo el Deportivo? ¿Cuántos goles firmaría Peke? Nadie lo sabe. Al mismo tiempo, casi en silencio, se cerró un ciclo.

Cambio de ciclo

Lo normal, cuando un equipo aterriza en la máxima categoría del modo en que lo hizo el Deportivo, es que algunas de sus mejores jugadoras cambien de aires al finalizar la temporada. Esta vez no fue la excepción. Misa, Tere Abelleira, María Méndez y Nuria Rábano hicieron las maletas y pusieron rumbo a Madrid, Valencia y San Sebastián, respectivamente. A nivel futbolístico dejaron huella, pero en el plano sentimental, las salidas de Tere y Nuria fueron las más dolorosas. Dos jugadoras que habían crecido de la mano del proyecto se despidieron por todo lo alto, cambiaron de camiseta. Con ellas, hicieron lo propio la capitana Miriam Ríos, las jóvenes Laura Vázquez y Patri Díaz o la carismática Maya.

María Méndez y Tere Abelleira. Foto: Fernando Fernández

A la hora de planificar el curso siguiente, tocaba darle una vuelta al proyecto. Del primer año solo se mantenía Cris Martínez, y ya no quedaba ninguna jugadora gallega en la plantilla del primer equipo, pero había varias renovaciones que ilusionaban. Iris Arnáiz, Peke o Athenea, tres de las mejores jugadoras en la 2019-20, habían sellado su continuidad en el Dépor. No era una noticia cualquiera. A partir de esa base, debía crecer el equipo.

Ocho derrotas consecutivas

En la teoría, el cambio de ciclo estaba claro. En la práctica, la situación se enquistó. El Dépor encadenó 8 derrotas consecutivas en otros tantos partidos de liga, se plantó en diciembre sin puntuar, y encendió las alarmas. No obstante, en medio del túnel hubo alguna luz intermitente. Antes de finalizar el año, Peke y Athenea se convirtieron en las primeras internacionales absolutas del Dépor ABANCA.

Además, el Estadio de Riazor tuvo tiempo de estrenarse en la Primera Iberdrola. Lo hizo en un fatídico, por el resultado, Deportivo-Sevilla. Aquel partido no pasará a la historia por lo que sucedió durante los 90 minutos, sin embargo, que el templo blanquiazul abriese sus puertas para acoger un partido de la liga femenina es un paso más. Y de los grandes. Donde quiera que esté Irene González Basanta, seguro que esbozó una sonrisa.

Mejoría y cambio de chip

Precisamente en Riazor, ante el Atlético, 15 días más tarde, llegó el punto de inflexión que necesitaba el Deportivo: una goleada sonrojante que hizo ajustar las tuercas. A partir de ahí, el equipo de Manu Sánchez varió su propuesta, arriesgó menos atrás y empezó a sumar puntos. Una victoria ante el Eibar, otra ante el Logroño y un empate ante el Madrid provocaron que el sabor de boca cambiase. A estas alturas, la posición en la tabla es la misma: el Dépor sigue siendo colista, pero ahora al menos ya respira (7 puntos) y tiene la permanencia a solo un partido de distancia.

Que el último partido del 2020 haya sido contra el Barça quizá no sea algo casual. El año en el que el Dépor se codeó con los grandes, cerró la competición contra uno de los mejores equipos del continente. Ahí es nada. El año en el que el Dépor se codeó con los grandes, Papá Noel repartió camisetas por A Coruña de Iris o Athenea. Ahí es nada. Crean en ellas, déjenlas trabajar y, sobre todo, sean exigentes. Solo así en el 2021 todo esto tendrá continuidad.

Sobre el Autor

En Xogo (TVG) y Galicia en Goles (Radio Galega). Aquí, juntando letras sin que suenen mal. O intentándolo.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Bloqueador de publicidad detectado

Hemos detectado que estás usando extensiones para bloquear los anuncios. Esta página web se financia gracias a los anuncios de publicidad, con lo que te rogamos que los desactives para que podamos seguir trabajando de forma diaria.

Recargar