Lampropoulos disfruta de la nueva normalidad

0

Tras más de dos meses de parón absoluto debido al COVID-19 el mundo del fútbol parece ver la luz al final del túnel. Pese a que varios países han optado por dar por concluida la temporada, son muchos los que preparan el regreso de la competición. Una de ellas es la propia liga española, cuya fecha de reanudación todo apunta a que tendrá lugar a mediados de junio. El espejo en el que mirarse está en Alemania, donde este fin de semana se ha disputado la segunda jornada liguera tras el obligado parón.

Después del incontestable triunfo de la pasada semana, el Bochum afrontaba una crucial salida al feudo del histórico Karlsruher, conjunto que actualmente marca la salvación. Tal y como era de esperar Thomas Reis confió en los mismos hombres y repitió once inicial. Sin embargo esta vez la puesta en escena no fue la misma, ya que fueron los locales quienes llevaron la iniciativa en los compases iniciales. Dispusieron de las mejores ocasiones e incluso estrellaron un balón en el poste.

Pese a su titubeante inicio el Bochum logró salir indemne y poco a poco se fue estirando hasta lograr hacerse con la manija del encuentro. Tanto es así que dispusieron de varias ocasiones para decantar la balanza a su favor, incluido un disparo al travesaño. Pero esta vez ni la fortuna ni la puntería jugaron a su favor y el marcador se mantuvo inalterable. Así pues, reparto de puntos que ambos equipos calificaron de justo y que permite al Bochum mantener su colchón de cuatro puntos sobre la zona de peligro.

Uno de los nombres propios en las filas del Bochum que está dejando el regreso de la competición es el de Vasilios Lampropoulos. El internacional griego enlazó su tercera titularidad consecutiva con el conjunto alemán y sigue sin saber lo que es recibir un tanto con él sobre el terreno de juego. Una circunstancia que habla muy a las claras de su buen hacer y la solidez de la dupla formada junto al joven central Maxim Leitsch.

México da por finalizado el Torneo Clausura 2020

El gran impacto que está teniendo el COVID-19 en México ha terminado desembocando en la cancelación definitiva del Torneo Clausura 2020. La decisión fue adoptada este pasado viernes una vez valorada la difícil situación que vive el país y que ha afectado de lleno a varios equipos de la Liga MX. Según se indica en el comunicado oficial, por primera vez en la historia no habrá campeón. Y lo mismo sucede con los puestos de descenso. Esta drástica decisión implica el punto y final a la temporada para un Diego Rolan cuyo futuro queda a la espera de saber si finalmente FC Juárez ejecuta la opción de compra de la que dispone, cifrada en unos cuatro millones de euros.

Sobre el Autor