Dani Giménez matiza la rajada de Christian Santos

0

Un día después del terremoto provocado por la rajada de Christian Santos, Dani Giménez ha salido como capitán del Deportivo a tratar de calmar las aguas. Después de reconocer que el grupo ha hablado con el venezolano en privado, el meta ha querido reintrepretar sus palabras: “Le damos la importancia que tienen. Quizá la situación no es la idónea, pero hay que quitarle hierro. Puede que se explicase un poco mal. Él quiere sentirse protagonista y dice que trabaja para conseguirlo. Más que reivindicar un puesto en el once, reivindicaba que él estaba preparado y que puede ser protagonista. Nada más. Podría haberse explicado mejor, pero lo hemos hablado y no se le da más importancia. Le gustaría jugar más minutos y sabe que aquí no es la manera de pedirlo, sino más en el campo“.

En cuanto a sentirse poco importante y el trato diferencial con respecto a los pesos pesados, Dani aseguró que “hay que gente juega más que otra, pero todos somos importantes. Él quería plasmar que sí está intentando hacer todo lo posible. A veces frustra intentarlo e intentarlo, pero no estar en el once. Es bueno que un jugador como él se ponga en la palestra y se meta presión para salir de ahí, se ofrezca más“.

El vigués insistió en que tampoco supo expresarse cuando se refería a que no se le tenía en cuenta: “Quería decir que se le da importancia a otras personas y que él también quiere ser protagonista en el día a día. Tener opinión. Cuando juegas menos se siente que tienes menos palabra en el equipo y en ese sentido es equivocación suya. Porque Christian es de los que habla bastante, hace muchas cosas para que el equipo esté unido. Es un tío superalegre y hace mucho porque haya cohesión en el equipo”.

Centrados en el duelo vital con el Elche

Tras una sesión distendida que sirvió de ejemplo para que Dani Giménez asegurara que “no hay nada tóxico” en este vestuario, se puso serio para hablar del vital duelo ante el Elche: “Hay que ganar, no queda otra. El equipo mejoro en aspectos defensivos y tenemos que estar igual de fuertes, pero con mejor trato de balón, en segundas jugadas… ir creciendo en esa base sólida que nos permita ganar no sólo al Elche, sino también los que vienen por delante“.

Puntualizó que el salto de calidad debe verse en ataque: “En Fuenlabrada nos faltó ese trato con balón lejos de la portería. Estamos haciendo un fútbol mucho más práctico ya desde el saque de puerta, más largos. En las segundas jugadas el equipo tiene que crecer mucho, también saber distinguir cuándo tener el balón y cuándo hacer un contraataque. Eso forma parte del bloqueo, las malas elecciones“.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.