El maestrillo de Castrofeito

182

El preparador deportivista se la jugó en Huelva alineando cuatro laterales y logró que el equipo más goleador de la Liga Adelante no perforase las redes blanquiazules.

El sabio refranero popular asegura que “cada maestrillo tiene su librillo”. Unos resultan más vistosos y otros más efectivos pero, con el objetivo cumplido por delante, el camino recorrido suele quedar en un segundo plano. Seguramente, la atípica pretemporada del Deportivo de La Coruña provocó que la receta del éxito de Fernando Vázquez atesore más rentabilidad que lucidez estilística. Sin embargo, la apuesta por alinear cuatro laterales frente al Recreativo de Huelva en la última jornada demuestra que, de una forma u otra, el abanico de recursos de este licenciado en Filología Germánica es cuanto menos extenso.


Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.