Uno por uno: Girona – Deportivo

0

Si algún mérito hay que reconocerle a este Deportivo ese no es otro que su enorme capacidad para sorprender a propios y extraños semana tras semana. Negativamente eso sí, pero no por ello menos sorprendente. Esa parece ser su única virtud y la verdadera seña de identidad, porque rescatar algo positivo de los partidos de los blanquiazules se ha convertido en poco menos que una misión imposible. En esta ocasión la noche del terror tuvo como escenario Montilivi y como actor principal las acciones a balón parado. Así fue como el Girona se adelantó en el marcador durante el primer período, y repitió el guión tras el paso por vestuarios con un nuevo tanto que sirvió para dar carpetazo al encuentro (2-0), asestando así la enésima puñalada a un equipo que ya ni tan siquiera sangra.

Boveda: 3. La primera acción del partido fue un adelanto de lo que le esperaba al vasco en Montilivi. Sufrió lo indecible con la velocidad de un Mojica que le ganó la partida en numerosas ocasiones y le obligó a recurrir a las faltas como única forma de detener sus avances por banda y evitar así males mayores. Muy impreciso con el balón, su aportación ofensiva fue prácticamente nula. Cayó lesionado de cierta gravedad y tuvo que ser retirado del terreno de juego en camilla.
Nota de los usuarios: 1,9

Albentosa: 1,8. En su línea. Empezó bien, atento en las primeras aproximaciones al área por parte del rival y acertado en la defensa de varios centros laterales. Apenas diez minutos duró el espejismo, porque eso fue lo que tardó en reaparecer la versión habitual del valenciano, la de un jugador con múltiples fallos en la marca, errático en los despejes y con muchos problemas con el balón en los pies, aunque en esta ocasión la fortuna quiso que ninguno de sus errores tuviesen graves consecuencias de cara al resultado final.
Nota de los usuarios: 1,5

Sidnei: 4,4. El mejor dentro del endeble entramado defensivo pero muy alejado de su verdadero nivel. Bernardo le ganó la partida en el cabezazo previo al primer tanto del encuentro y sufrió con la velocidad de Portu en los primeros compases. Se fue entonando con el paso de los minutos hasta terminar firmando un segundo período correcto y sin demasiados apuros que incluso le permitió protagonizar algún intento de incorporación al ataque.
Nota de los usuarios: 2,9

Navarro: 3,5. Desbordado. La veteranía no fue suficiente para sujetar las apariciones por banda de Portu y el ímpetu de un Maffeo que le hizo la vida imposible durante todo el encuentro. Ante su incapacidad para cerrar el costado izquierdo sacó a relucir su lado más agresivo con varias acciones muy duras y merecedoras de una amonestación que acabaría viendo en la falta que dio origen al segundo tanto de los catalanes.
Nota de los usuarios: 2,8

Muntari: 4,2. Desubicado. El ghanés sigue sin alcanzar el punto de forma necesario para ejercer de mediocentro posicional y puede incluso que carezca del rigor táctico para hacerlo en solitario. Estuvo demasiado lento en las ayudas y pecó de cierto exceso de confianza a la hora de sacar el balón jugado desde atrás, lo que originó alguna pérdida peligrosa en las inmediaciones del área. Se le vio más cómodo en sus apariciones en campo contrario y cuando adelantó ligeramente su posición. Filtró un buen pase a Andone que el rumano no supo convertir en el tanto de la igualada. Fue el primer jugador blanquiazul sustituido.
Nota de los usuarios: 3,2

Borges: 2,4. Desaparecido. Reafirmó el mal momento de juego que atraviesa con una pobre actuación en tierras catalanas. Muy penalizado al verse obligado a ocupar una posición que no es la suya, la de interior diestro, apenas aportó nada ni en ataque ni en la creación y en defensa volvió a mostrarse blando y lento en el uno contra uno. También tuvo su cuota de responsabilidad dentro del despiste colectivo vivido en la acción del primer tanto del encuentro. Acabó retrasando unos metros su posición, un cambio que no trajo mejoría en su rendimiento.
Nota de los usuarios: 1,3

Mosquera: 4,4. Superado por los acontecimientos y ante los constantes cambios de posición a los que fue sometido por Seedorf. Al igual que Borges, se le vio incómodo como interior izquierdo aunque con mayor presencia y mucho más activo que el tico. Buscó una y otra vez conectar con los puntas mediante balones largos a la espalda de los defensores, pero le faltó precisión. Retrasó su posición tras el descanso y pasó a ejercer de mediocentro, lo que mejoró sus prestaciones tanto en defensa como en la circulación de balón, e incluso terminó jugando como central los últimos minutos. No estuvo acertado en las dos acciones a balón parado en las que llegaron los dos tantos del Girona.
Nota de los usuarios: 2,9

Adrián: 3,3. Fue una víctima propicia para el entramado táctico de los de Machín. El asturiano se ofreció a sus compañeros e intentó combinar y asociarse, algo que los catalanes no le permitieron en ningún momento, obligándole a jugar casi siempre de espaldas a portería y sometiéndole en todo momento a una vigilancia muy de cerca que le privó de espacios para poder encarar o conectar con los puntas.
Nota de los usuarios: 2,1

Lucas: 3,5. Constancia, tesón, ganas… pero sin acierto en los metros finales. El de Monelos lo intentó todo y no bajó los brazos hasta el pitido final, aunque una vez más su esfuerzo no se vio correspondido en goles ni en acciones de verdadero peligro más allá de alguna que otra jugada puntual que no tuvo trascendencia alguna en el marcador final.
Nota de los usuarios: 2,4

Andone: 3,1. Negado. El rumano prolongó su mala racha de cara a puerta al desperdiciar un nuevo uno contra uno ante el portero que hubiese restablecido las tablas en el electrónico poco antes del descanso en la que fue la mejor ocasión de los blanquiazules. Igual de luchador que siempre, no encontró huecos en la zaga y estuvo lento y sin ideas cada vez que entró en contacto con el esférico.
Nota de los usuarios: 2,3

SUPLENTES

Bakkali: 2. Seedorf volvió a recurrir al belga como revulsivo y al igual que en otras ocasiones el cambio no trajo consigo ningún tipo de mejoría. Bullicioso y eléctrico, sus prometedoras apariciones terminaron siempre en acciones en las que prima el exceso de individualismo y los errores en la toma de decisiones.
Nota de los usuarios: 1,6

Juanfran: 3,3. Suplente por segunda jornada consecutiva, reemplazó al lesionado Bóveda a falta de veinte minutos para el final, tiempo en el que apenas se vio exigido en defensa y tuvo mayor presencia en ataque que el vasco aunque sin protagonizar acciones destacadas.
Nota de los usuarios: 2

Borja Valle: s.c. Entró en lugar de Albentosa con el partido totalmente visto para sentencia y casi sin tiempo para entrar en contacto con el esférico.
Nota de los usuarios: s.c

EL ENTRENADOR

Clarence Seedorf: 0,8. Insistió en el bloque y el mismo planteamiento que tan solo había dado resultado durante los primeros compases del choque ante el Eibar, pero lo hizo sacrificando a Emre Çolak, uno de los principales responsables de esos minutos de buen juego, para dar entrada en su lugar a Mosquera. La ya de por sí escasa capacidad de combinar y generar acciones de peligro se vio más mermada aún si cabe y el equipo volvió a mostrarse inofensivo de cara a puerta. En defensa los blanquiazules hicieron aguas en sendas acciones a balón parado, justamente una faceta en la que el día antes el propio técnico holandés no había tenido ningún reparo en apuntarse un tanto al calificarla como uno de los puntos fuertes del equipo y uno de sus principales logros desde su llegada. En ningún momento supo contrarrestar el planteamiento de Machín y los cambios no aportaron ningún tipo de solución. Su particular interpretación de lo visto sobre el césped de Montilivi expresada en la rueda de prensa post-partido rozó lo surrealista y no invita a ver el futuro con optimismo.
Nota de los usuarios: 1

EL MEJOR

Rubén Martínez

Rubén: 6. Recuperó su lugar en el once tras la suplencia de la pasada jornada y pese a los dos goles encajados fue, y de lejos, el futbolista más destacado del equipo. Se mostró seguro en los balones aéreos y respondió bien a las primeras aproximaciones del cuadro catalán en forma de disparos lejanos. Evitó el primer tanto de los locales con una brillante intervención cuyo posterior rechace, ya con el de Coristanco totalmente batido, fue enviado al fondo de la red por Stuani ante la mirada impasible de la zaga herculina. Al poco de la reanudación impidió que los de Machín ampliasen la renta con una gran estirada, algo que ocurriría minutos más tarde con un impecable testarazo de Juanpe ante el que nada pudo hacer.

Nota de los usuarios: 4,2

Para nuestros usuarios, el mejor ha sido Rubén con un 4,2

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor