fbpx

El Deportivo se va de parón pendiente de la evolución de sus tocados

0

El Deportivo ha tenido una semana de trabajo basada básicamente en el aspecto físico. Fernando Vázquez no quiere descuidar ni un detalle, y por lo tanto ha centrado los entrenamientos en mantener o elevar la forma de los jugadores que lo necesitaban, pero también rebajar la carga de trabajo para aquellos jugadores con molestias o más minutos en las piernas. La plantilla blanquiazul se marcha hoy a su parón particular, en el que tendrá dos días de descanso, y en el que el cuerpo médico estará muy pendiente de la evolución de los tocados. La intención, que el máximo número posible de futbolistas que arrastran alguna molestia estén disponibles ante el Guijuelo:

Keko y Héctor Hernández, un respiro para volver a tope

El primero porque es uno de los jugadores más utilizados, el segundo porque tras una lesión tuvo que entrar y disputar dos partidos completos con máxima exigencia. Ni Keko ni Héctor Hernández se han entrenado al mismo ritmo que sus compañeros durante toda la semana, pero la preocupación sobre su estado físico es mínima. Si no hay contratiempos en el regreso al trabajo a partir del próximo martes, los dos volverán a ser de la partida. En este grupo también ha estado Gandoy, que se ha dosificado en las últimas sesiones, pero está bien.

Borja Granero y Lucho González, seguidos de cerca

El central ya jugó ante el Coruxo, pero no termina de dejar atrás las molestias en su rodilla izquierda. Los servicios médicos confían en que esta semana de recuperación y los días libres que vienen por delante le permitan regresar al cien por cien, pero Granero seguirá entre algodones. Por su parte, el portero colombiano se hizo daño en el entrenamiento al intentar detener un disparo de Rolan y arrastra molestias en el codo por un mal gesto. Habrá que ver cómo regresa el martes.

A la espera de Bóveda, Salva Ruiz… y Valín

También hay optimismo en que Bóveda y Salva Ruiz puedan estar listos para el próximo domingo. Ambos han realizado trabajo de readaptación durante toda la semana y ya tocan balón sobre el césped de Abegondo. Se espera que se incorporen al grupo la próxima semana y viajen a Guijuelo. Más dudas hay con Valín tras su esguince de tobillo. Aunque no parece grave, el canterano no ha vuelto a ejercitarse desde que se lesionó el pasado miércoles.

Sin opciones para Derik Osede

El que seguirá fuera es Derik Osede. El central evitó una lesión grave en el tendón de Aquiles, pero su rotura del sóleo lo mantendrá alejado de los terrenos de juego alguna semana más. Sigue con su recuperación y es posible que, por el calendario y el parón de diciembre, no vuelva a jugar en 2020.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.